Banca Cívica tiene "tres líneas" de negociación con otras entidades

  • El grupo financiero analiza sus cifras para "estar preparado" en caso de cerrar una fusión

Banca Cívica, el grupo financiero formado por Cajasol, Caja Navarra, Caja Canarias y Caja de Burgos, tiene hasta "tres líneas abiertas" de negociaciones y conversaciones con otras entidades financieras para procurar una integración y cumplir la segunda fase de reestructuración necesaria del sistema financiero, según indicaron a Europa Press fuentes próximas a la operación, quienes apuntan que la entidad "está viendo y analizando números internos" con vistas a que, "en el caso de que se cerrara alguna operación tener los datos preparados".

Fuentes del sector conocedoras del caso precisaron a Europa Press que Banca Cívica "como otras entidades del sector" está "viendo observando y mirando las oportunidades que se están produciendo en esta segunda ronda de fusiones", aunque insistieron en que "todavía no hay nada cerrado". Esta semana, la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, afirmó que una posible fusión de Banca Cívica y La Caixa es "una opción" que las entidades financieras "están valorando, al igual que otras muchas". La segunda ronda de fusiones fue iniciada hace diez días por Ibercaja, que se unió a Caja3. Entre las entidades que aspiran a ganar tamaño para sobrevivir en el nuevo escenario, se encuentran también Kutxabank, Liberbank o la propia Ibercaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios