El BCE descarta la posibilidad de bajar los tipos de interés

  • El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha vuelto a dejar claro que no tiene intención de bajar los tipos de interés ya que su política continúa "comprometida" con el objetivo de evitar una espiral inflacionista

Comentarios 10

En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, el presidente la máxima autoridad monetaria europea admitió que existe un alto grado de incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento económico en la eurozona a causa de las turbulencias financieras, pero insistió en que persisten los "riesgos al alza" para la estabilidad de precios.

En este contexto quiso dejar claro que que la prioridad del BCE sigue siendo anclar las expectativas de inflación, con lo que aleja la posibilidad de un recorte inmediato en los tipos de interés. "El firme anclaje de las expectativas de inflación a medio y largo plazo es de la mayor prioridad. El Consejo de Gobierno (del BCE) seguirá vigilando de cerca todos los acontecimientos", dijo Trichet durante su comparecencia.

El presidente del BCE subrayó que "la incertidumbre sobre las perspectivas de crecimiento económico sigue siendo inusualmente alta". Reconoció además que existen "riesgos a la baja" para el crecimiento derivados de un impacto mayor del previsto de las turbulencias financieras, subidas más fuertes del precio de la energía y de los alimentos, presiones proteccionistas y una posible corrección "desordenada" de los desequilibrios económicos internacionales.

No obstante, dejó claro que prevalecen también los "riesgos al alza" para la estabilidad de precios a medio y a largo plazo. "La tasa de inflación se mantendrá significativamente por encima del 2%  durante la mayor parte del año y de este modo el periodo de tasas de inflación relativamente altas será más largo de lo que se esperaba", dijo Trichet. Según las proyecciones del BCE, la inflación se situará entre el 2,6% y el 3,2% en 2008 y entre el 1,5% y el 2,7% en 2009.

Entre los riesgos al alza para la inflación, Trichet citó incrementos adicionales en los precios del petróleo y de los alimentos, aumentos salariales mayores de los previstos y subidas de los precios administrados y de los impuestos indirectos. 

El presidente del BCE afirmó que "es imperativo que todas las partes asuman sus responsabilidades y que se eviten los efectos de segunda ronda en los precios y en los salarios de las actuales tasas de inflación".

Trichet destacó que el Consejo de Gobierno del BCE "está fuertemente comprometido en evitar efectos de segunda vuelta y la materialización de los riesgos al alza para la estabilidad de precios a medio plazo". En este sentido, recordó que el pasado 6 de marzo decidió dejar los tipos de interés en el 4% y dijo que esta decisión "contribuirá a la estabilidad de precios".  

El presidente del BCE concluyó asegurando que la economía de la eurozona "tiene fundamentos sólidos y no sufre de desequilibrios importantes". Por ello auguró que la inversión seguirá creciendo y que el aumento del empleo y la reducción del paro ayudarán a que la demanda doméstica continúe contribuyendo al crecimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios