El triunfo fue para el más listo

  • Con ritmo El Ayamonte desarrolló un buen juego en el primer tramo del derbi y luego fue cediendo ante el empuje del Recreativo B Rápido a la contra Los fronterizos mataron el partido en los últimos diez minutos

Comentarios 1

El Ayamonte fue el más listo, dio primero y supo esperar a que se le presentaran sus ocasiones para matar el partido, y al final obtuvo el premio de llevarse los tres puntos del derbi de rivalidad provincial que disputó contra el pundonoroso Recreativo de Huelva B. La participación dentro del bando forastero de jugadores que en diferentes etapas y categorías defendieron los colores albiazules, Nacho, Canterla, Luis Ligero, Gregorio Molina, Chuchú, Manolo Barba, Luis Zambrano, Fernando Vaz, Mesa, Pepe Puntas y Fabián, fue una motivación especial para el Ayamonte de cara a un envite que se jugó con intensidad y a la vez con exquisita deportividad, lastima que cuando el encuentro agonizaba, los técnicos de ambos equipos mantuvieran una discusión que finalmente zanjaron estrechándose la mano una vez concluido el partido.

Desde el comienzo dejó patente el Ayamonte la situación que ocupa en la clasificación, ahora segundo, y que venía a por el partido. Para ello tomó las riendas del dominio y llevó la iniciativa con la consiguiente obligación para el Recre B de aplicarse en las tareas defensivas ante la rapidez y facilidad con la que encontraba los espacios su enemigo.

El juego era de los dirigidos por Cándido Rosado que a base de buenas triangulaciones, además de un fútbol bien hilvanado, en el que destacaba la referencia y el espléndido trabajo entre líneas del veterano Pepe Puntas, hacía sufrir a los albiazules pero no con ocasiones de peligro de cara al portal defendido por Manolo. A ese buen hacer, añadió el conjunto rojillo una presión endiablada cuando el contrario tuvo el balón, dificultando así muy mucho su labor atacante.

A pesar de ello, fueron los recreativistas los primeros en avisar poco después de agotarse el primer cuarto de hora del choque. Fue por mediación de un disparo de Miguelito que obligó a Nacho a estirarse para desviar la pelota. En el siguiente acto de nuevo el meta visitante tuvo que intervenir para atajar un tiro de Aranda.

Estos acercamientos sirvieron para que el amateur del Recre comenzara a equilibrar la balanza y a contrarrestar mejor a un adversario que con el paso de los minutos fue bajando el ritmo del juego inicial.

Los de Juan Carlos Ríos habían conseguido asustar a un contrario que, si bien había exhibido un fútbol de muchos quilates, no había logrado refrendar esas buenas maneras con el disparo a puerta.

Ya pasado el ecuador del primer tiempo, se produjo la jugada que posibilitó al Ayamonte abrir el marcador. Pizarraya, en su deseo de impedir que Pepe Puntas contara con opciones de lanzar sobre el marco, derribó al atacante dentro del área y el árbitro no dudó en señalar el claro penalti que Luis Zambrano convirtió en el 0-1.

Hasta el minuto 35, no tiró el conjunto fronterizo entre los tres palos -la anterior fue con la pena máxima que le daba ventaja en el marcador, Fernando Vaz enganchó un chutazo que paró Manolo.

Los albiazules no se conformaban con ir perdiendo, y a base de entrega y más pundonor perseguían la igualada que encontró Marcos Caridad, aprovechando un rechace tras botar Pizarraya una falta.

El descanso estaba cerca, pero aún dispuso el Recre B de otra ocasión con un disparo de Miguelito que salió junto al segundo palo. Los muchos seguidores del Ayamonte, una vez concluida la primera fase con empate a uno, reconocieron con aplausos el buen juego de los suyos en el primer tramo del encuentro.

Tras la reanudación, fue el Recreativo B el que siguió con la manija del juego para contar en el minuto 59 con una opción para ponerse por delante. Sin embargo el lanzamiento raso de Gancedo lo detuvo Nacho.

El filial del Decano seguía mandando mientras el Ayamonte, como equipo listo y curtido en mil batallas, esperaba su oportunidad. La tuvo y la aprovechó, ya que Pepe Puntas ajustó su cabezazo a la cruceta tras un rechace de la defensa.

El mazazo de este gol fue mortífero de necesidad para el segundo equipo del Recre, y máxime cuando en el minuto 90 el recién salido Fabián, después de una rápida jugada a la contra, puso la guinda al pastel batiendo en su salida a Manolo para establecer el definitivo 1-3.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios