La ley del silencio divide a la cúpula blanca

  • Mourinho contradice a Butragueño al afirmar que él no ordenó que los jugadores no hablen

José Mourinho aseguró ayer que él no es el responsable de la ley del silencio decretada en el Real Madrid tras las últimas polémicas arbitrales, palabras contrapuestas con las de Emilio Butragueño, director de Relaciones Internacionales del club blanco. La medida ha dividido a la cúpula madridista, al negar el técnico la autoría de la misma.

"No tengo que justificar nada -explicó el luso-. No soy yo el responsable de todo esto ni el que ha determinado esa decisión", dijo el entrenador portugués en la rueda de prensa oficial de la Liga de Campeones. Sin embargo, Butragueño aseguró el lunes en una entrevista a TVE que la llamada ley del silencio es "una postura tomada por el cuadro técnico y por el vestuario" que el club respeta. El dirigente agregó que la decisión fue "tomada con la prudencia de evitar acumular más tensión".

"Es una situación muy concreta por las circunstancias que se dieron y que confiamos por supuesto que pronto vuelva a la normalidad", concluyó respecto a este asunto Butragueño.

La polémica desatada en el club blanco tras el empate en Villarreal (1-1) derivó en que ni entrenadores ni jugadores hablasen. Tal medida fue rota parcialmente ayer por Mourinho y por Khedira con las ruedas de prensa previas al encuentro de Liga de Campeones, un compromiso al que la UEFA obliga bajo amenaza de sanción si no se cumple.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios