tenis abierto de australia

Los favoritos regulan

  • Federer y Djokovic vencen en tres sets a Gasquet y Ramos, y el alemán Zverev dice adiós por sorpresa

Djokovic festeja de manera efusiva la consecución de un punto durante su encuentro ante Ramos. Djokovic festeja de manera efusiva la consecución de un punto durante su encuentro ante Ramos.

Djokovic festeja de manera efusiva la consecución de un punto durante su encuentro ante Ramos. / lukas coch / efe

Los cómodos triunfos de Roger Federer y Novak Djokovic permitió a ambos dosificar sus energías y con enorme solvencia se instalaron en los octavos de final del torneo, dejando claro que son favoritos al triunfo final.

El suizo, número dos del mundo, continuó firme en la defensa del título y la búsqueda de su vigésimo Grand Slam con una victoria por 6-2, 7-5 y 6-4 sobre el francés Richard Gasquet en poco más de dos horas de juego. "Fue un partido cerrado y ajustado. En las dos últimas mangas se pudo llegar a un desempate y ahí nunca se sabe. Los dos peleamos hasta el final y jugamos bien. Simplemente gané", añadió el helvético, quien consideró que el encuentro fue más difícil de lo que indica el marcador. "Quizás pude mantenerme un poco más en la ofensiva que él y tal vez pude proteger mi propio servicio un poco mejor, no lo sé. Pero el segundo set fue ajustado y el partido estuvo igualado", remarcó Federer, que en la próxima ronda se medirá ante el húngaro Marton Fucsovics que se impuso al argentino Nicolás Kicker por 6-3, 6-3 y 6-2.

Un análisis parecido hizo Djokovic sobre su victoria por 6-2, 6-3 y 6-3 sobre Albert Ramos en la pista Margaret Court. El serbio, de regreso al circuito tras seis meses de ausencia, debió ser atendido por un problema en la pierna izquierda, pero logró resolver en tres parciales el compromiso ante el español. "No ha sido tan cómodo como indica el resultado. Ramos es un gran luchador y te obliga a jugar puntos largos", analizó el balcánico, quien no mira más allá del próximo duelo: "Tengo grandes recuerdos en este torneo, pero debo ser moderado con mis expectativas porque hace seis meses que no juego. Sin embargo, estoy contento con mi nivel hasta ahora", indicó el serbio, acompañado en Melbourne por sus entrenadores Andre Agassi y Radek Stepanek. Djokovic se medirá en octavos de final al surcoreano Hyeon Chung, quien protagonizó la sorpresa de la jornada al derrotar al alemán Alexander Zverev por 5-7, 7-6 (3), 2-6, 6-3 y 6-0.

Zverev, número cuatro del ranking mundial a sus 20 años, era uno de los favoritos en Melbourne tras su explosiva irrupción en la élite en 2017. Sin embargo, sigue sin poder brillar en los Grand Slam, en los que apenas tiene como mejor actuación los octavos de final de Wimbledon del año pasado. "Los partidos serán cada vez más duros a partir de ahora. Chung logró una gran victoria ante Zverev", destacó Djokovic, quien relativizó la gravedad de sus molestias físicas. "Lo bueno de los Grand Slam es que tenemos un día de descanso entre cada partido. Intentaré usarlo para recuperarme y llegar de la mejor forma", comentó.

También avanzó a la ronda de los 16 mejores el checo Tomas Berdych, que arrolló por 6-3, 6-3 y 6-2 al argentino Juan Martín del Potro. "Simplemente jugué un mal tenis esta noche. No tuve mi mejor día y Tomas lo hizo muy bien. No tengo excusas", aseguró Del Potro después de ser vapuleado por el checo. "Berdych, cuando tiene un buen día, no solo me puede ganar a mí, sino a cualquiera. Puede conquistar el torneo si sigue manteniendo este nivel", comentó el argentino sobre el vigésimo del ranking. Berdych pugnará por un lugar en los cuartos de final con el italiano Fabio Fognini, que superó por 3-6, 6-2, 6-1, 4-6 y 6-3 al francés Julien Benneteau.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios