La entidad aparca las renovaciones hasta abril

  • Aunque la salvación está encauzada, considera que es preferible esperar

El Decano mira ya de reojo la futura temporada y su planificación. Asume que la permanencia está muy encauzada y que puede quedar liquidada en unas jornadas. Así, tiene establecida una hoja de ruta para comenzar con los contactos y las gestiones que permitan clarificar el futuro de alguno de los actuales integrantes de la plantilla onubense.

El primer paso será acometer las renovaciones de aquellos jugadores con los que cuenta la entidad para su proyecto. El club ha decidido, al margen de los movimientos internos encaminados a tranquilizar a estos futbolistas y dejarles claro el deseo de su renovación, no mover ficha hasta mediados o finales de abril. Calcula para esa fecha será una realidad completa la permanencia en la categoría. Entonces podrá sentarse de forma individual con todos los profesionales que interesan para transmitirles las ofertas concretas para prolongar sus contratos.

En principio, el Decano cuenta con Aitor, Matamala y Pablo Sánchez como partes del proyecto. Los tres lo saben personalmente, aunque no habrá contactos directos y formales hasta mediados de abril. Estos, junto a los que tienen contrato en vigor, formarían el núcleo de un bloque que únicamente necesitaría ser apuntalado en determinadas posiciones concretas.

Diferente es el caso de Manolo Martínez. El alicantino está a un encuentro de firmar por una campaña más de forma automática. En su contrato hay una opción que contempla esta posibilidad. Sin embargo, la intención recreativista es ir más allá de este compromiso y lograr que permanezca en el Recre por más tiempo y mediante un relación contractual diferente a la actual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios