Un duro examen para los defensores albiazules

  • Fernando Vega reconoce que el potencial ofensivo del Barcelona probará a los zagueros recreativistas

Los defensores tienen tarea por delante. La visita de uno de los equipos con mayor vocación ofensiva de la competición pondrá a prueba uno de los sellos de identidad recreativistas. Cervera no quiere los partidos rotos y el Barcelona disfruta de los correcalles. No extraña que los azulgrana sean los cuartos mejores de la Liga en tareas ofensivas, sólo por detrás del Celta, el Almería y el Deportivo. Fernando Vega asume que el reto será complicado porque "el Barcelona B tiene el juego de calidad y desborde del primer equipo y de todos los filiales. Nosotros defensivamente estamos muy bien trabajados. Tendremos un duro examen".

La prueba no llega en mal momento para los albiazules porque el equipo acumula dos victorias consecutivas. Aún así no se atreve a considerarlo el mejor momento porque "clasificatoriamente sí que lo es. Somos un equipo que sabe a lo que juega, ordenado y disciplinado. Tenemos jugadores interesantes arriba que pueden ser importantes en Primera a corto plazo. No podemos renunciar nunca a nada, pero vamos a tener los pies en el suelo".

Es el tiempo de "ser capaces de rematar la permanencia lo antes posible" para "afrontar los cinco o seis últimos partidos para ver lo que podemos lograr". Fernando Vega advierte que "la Segunda es muy peligrosa porque cuando parece que está todo hecho siempre aparecen fantasmas". Otra cosa bien diferente habría sucedido si "en casa hubiésemos logrado dos o tres victorias más estaríamos peleando por algo más".

El hispalense regresó el pasado sábado a los terrenos de juego después de más de un año alejado de la competición. Por ello se mostró "muy contento" aunque "tuvo que ser por la lesión de un compañero, que nunca gusta". Después de tanto tiempo en el dique seco "estuve los diez o quince primeros minutos intentando adaptarme pero luego estuve cada vez más a gusto". Vega reconoce que "si cualquier compañero que no es titular lo sufre cuando entra, yo que llevo casi un año sin jugar no iba a ser menos".

De posible continuidad en el once fue cauteloso porque "Cifu ya trabaja con el grupo y me lo va a poner complicado. Creo que estoy bien para jugar 90 minutos si quiere el entrenador".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios