La apuesta de Raúl Agné es el trabajo y la máxima exigencia

  • El nuevo técnico define como "una gran oportunidad" dirigir al Recreativo y sólo promete que "el equipo va a correr y se va a esforzar mucho" · Del futuro sólo piensa en "entrenar ya y ganar al Levante"

A entrenador cesado, entrenador fichado. Apenas unas horas duró el vacío de poder técnico en el Recre. Las que pasaron entre la confirmación de la salida de Javi López y la contratación de Raúl Agné. Y unas horas después el nuevo inquilino del banquillo del Recreativo de Huelva compareció ante los medios de comunicación.

"La oportunidad que me da este club es muy importante para mí"... "Puedo asegurar como entrenador el equipo va a correr y se va a esforzar mucho"... "Esta plantilla me gusta, pienso que está muy equilibrada"... "Siete derrotas no son un lastre, ya que el equipo no está tan mal"... "Aquí estoy para ayudar al jugador, pero si hay que darle una colleja, se le doy". Y muchas más frases.

Raúl Agné dejó claro en el primer cuerpo a cuerpo con los informadores que no se va a arredrar por los inconvenientes y las adversidades, dio su parecer de lo que le puede esperar al frente del club de fútbol más antiguo de España, se mostró plenamente confiado en su trabajo, en el de sus colaboradores y en el de los jugadores, y se separó voluntariamente de encorsetarse en una manera concreta de jugar, dejándolo todo para el quehacer diario y semanal -el archiconocido 'partido a partido'- de sus hombres.

Claro, muy claro, Agné, a la hora de hablar de 'su' fútbol: "No quiero hacer demagogia. Donde hay que hablar es en el campo. Sólo diré que creo en mis ideas, en mis métodos y lo más importante, creo en este grupo", aseguró el nuevo técnico albiazul. Que, además, tiene formada una buena opinión de ese grupo: "Creo que tiene potencial suficiente como para mejorar".

Algo sí prometió el entrenador y es que "el equipo va a correr y se va a esforzar mucho; a partir de ahí nos podremos mirar todos a la cara. El equipo va a dignificar su profesión", resaltó, para apostillar a continuación: "Quiero que los futbolistas se identifiquen y se comprometan con su profesión, y que cuando acaben un partido tengan la sensación que no se han dejado nada por hacer".

El entrenador aragonés, aunque hecho futbolísticamente en Cataluña, aseguró no estar sorprendido por su fichaje por el Recre. A la hora de valorar esta cuestión tiró de la más pura lógica: "Yo estaba en el paro y el club buscaba un entrenador, el resto es fácil". Agné reconoció que no hubo mucho que tratar a la hora del acuerdo, que se hizo con cierta celeridad: "Este tipo de situaciones se resuelven así; reconozco que es desagradable llegar a un equipo en unas circunstancias como esta, pero así es el fútbol, se pusieron en contacto conmigo y llegamos a un acuerdo", aseguró.

Lo que también tiene claro Raúl Agné es que "el Recre es una gran oportunidad". "Era un entrenador parado y lo seguía siendo porque estaba esperando una buena oportunidad, como es esta. Es indudable que la oportunidad que me da el Recreativo es muy importante para mí; a partir de este momento sólo queda trabajar y estar muy comprometido con el club".

Preguntado por qué pueda dar al Decano, señaló que "mi idea, mi manera de entender el fútbol", que puede casar perfectamente con lo que hay en el plantel, que conoce: "Estaba obligado a conocer las plantillas de los equipos de la categoría. Esta plantilla me gusta, pienso que está muy equilibrada; luego será el rendimiento en el campo el que nos dirá a que podemos aspirar", destacó.

Sobre esas aspiraciones, o lo que es lo mismo por el futuro que espera al Recre, Agné se limita a pensar "en el partido ante el Levante, que hay que intentar ganar porque el tiempo apremia". "Nuestro objetivo es ir a ganar al campo del Levante. Ese es el objetivo; no quier hablar de largo plazo, sólo espero que el 30 de junio nos podamos ver aquí todos y que digamos que todo ha sido un éxito. Pero ahora mismo sólo pienso en ir a ganar al campo del Levante".

Y es que urge sumar los puntos. Porque un equipo con aspiraciones no puede permitirse demasiados lujos después de perder siete partidos de catorce. Este dato, sin embargo, para Raúl Agne "no es un lastre", ya que "el equipo no está tan mal".

"No quiero pensar en el futuro, prefiero centrarme en el presente, en el entrenamiento de esta tarde; no tengo una varita mágica, pero trataré de hacer mi trabajo lo mejor posible. De todas formas, para mí este equipo está construido y sólo vengo con la intención de darle unos matices y que entre todos sumemos; vengo a ayudar al jugador si lo necesita, pero si tengo que darle una colleja se la daré", destacó el nuevo técnico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios