Los albiazules no sentencian y acaban con sufrimiento

Demasiado sufrimiento para el Recre. Primero por el resultado ajustado, y segundo por la acción antideportiva del malacitano Carlitos sobre Samuel que le propinó un codazo y quedó tendido en el campo unos minutos con la nariz ensangrentada.

Los entrenados por Espina no supieron matar el partido tras el 2-0, y dejaron que el Málaga en la segunda parte les pusiera contra las cuerdas. Muchas ocasiones tuvo el bando albiazul en la primera parte, pero hubo que esperar hasta el m. 25 para ver el primer gol, cuando Héctor culminó una gran jugada en pared con Fidel. Este tanto dio alas a los locales, pero sus ocasiones en área malacitana morían en las manos del meta Dani, que repelió balones cantados de gol, como el rechace a un disparo de Fidel que cabeceó José Mari con el meta en el suelo y que despejó con una gran estirada.

El Recreativo continuó poniendo a prueba al meta rival una y otra vez con tiros de Héctor, José Mari, Fidel y Samuel, pero no hubo suerte. El meta se interpuso en todas. Sin embargo, tanto fue el cántaro a la fuente hasta que antes de marcharse a vestuarios, una dejada de José Mari tras controlar con el pecho y dejar a la media vuelta la aprovechó Fidel para fusilar (2-0).

Nada más reanudarse el choque, el Recre pudo sentenciar por medio de Samuel, pero volvió detener el meta Dani.

Tras esta acción, el Málaga tuvo el control y llevó la batuta del juego, ante un Recre desconcentrado que cedió terreno a los visitantes pese a gozar de un par de acciones más. Jonathan acortó distancias con un golazo, y llegaron los nervios a los locales.

Al final justa victoria en un choque disputado y bonito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios