El actual campeón aplasta al Arsenal

  • Un Manchester United arrollador defenderá su título en la final de Roma

El defensor de la Copa de Europa, un Manchester United arrollador y más favorito que nunca, hizo ayer añicos en el Emirates el perenne sueño europeo de un Arsenal impotente, al que sentenció ya en el primer tiempo y aplastó por un 1-3 que lleva al campeón directo a otra final de 'Champions'.

La solidez, la efectividad, la magia que han coronado las últimas temporadas al once de Alex Ferguson dieron pocas opciones a su anfitrión. El líder de la Premier anuló de un plumazo, y en menos de un cuarto de hora, cualquier intento de su rival por hacer burla a los pronósticos. Esta vez no funcionaron el entusiasmo, las ganas y la combinación de talento y juventud de la que tanto presume su 'míster' francés, Arsene Wenger. El Arsenal no pudo con un United que marcó el tempo desde el arranque, y que esgrimió sin mácula sus armas más poderosas.

Los gunners tuvieron un arranque prometedor. El Arsenal, un club que atraviesa en la Premier un momento dulce, con 21 partidos sin perder -y en Europa, hasta ayer, llevaba 24 encuentros invicto como local- encajaba un doloroso revés a los 8 minutos de partido con el gol de Ji-Sung Park. Poco después Cristiano Ronaldo anotó un impresionante golpe franco ante el que poco pudo hacer Manuel Almunia.

Tras el paso por los vestuarios la pesadilla del Arsenal continuó. Ronaldo aumentó la herida y el holandés Robin Van Persie marcó el 1-3 final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios