Toda Italia se quiere morir

  • La tetracampeona del mundo se queda fuera de un Mundial por primera vez desde 1958

  • Impotente, fue incapaz de romper la barrera sueca

Buffon, que no podrá estar en su sexto Mundial, se consuela mutuamente con el seleccionador, Ventura, que dimitió. Buffon, que no podrá estar en su sexto Mundial, se consuela mutuamente con el seleccionador, Ventura, que dimitió.

Buffon, que no podrá estar en su sexto Mundial, se consuela mutuamente con el seleccionador, Ventura, que dimitió. / DANIEL DAL ZENNARO / efe

La selección italiana se quedó fuera del Mundial de Rusia 2018 al empatar con Suecia en el partido de vuelta de la repesca europea, tras haber perdido 1-0 en la ida.

El conjunto azzurro, cuatro veces campeón del mundo, no se perdía una cita mundialista desde el torneo de Suecia en 1958. Su otra ausencia fue en 1930, en el primer Mundial en Uruguay, por motivos políticos.

Para Suecia, la clasificación tiene mucho mérito, después de haber sorteado el denominado grupo de la muerte junto a Francia y Holanda y eliminar en la repesca a los campeones de 2006.

Ante un estadio San Siro colmado y en estado de ebullición, el conjunto dirigido por Gian Piero Ventura volvió a defraudar a los tifosi, que esperaron un gol salvador que nunca llegó.

Ni siquiera el polémico arbitraje de Mateu Lahoz ayudó a Italia, que vio cómo el español no pitó un penalti por mano de Andrea Barzagli cuando se jugaba la media hora del primer tiempo.

Suecia, replegada y a la espera de algún contragolpe, aguantó bien los embates de los italianos, que tuvieron el balón pero carecieron de ingenio para romper el cerrojo visitante. La primera ocasión para los locales la tuvo Antonio Candreva, pero remató alto, pero la ocasión más clara de Italia la tuvo Immobile a los 40 minutos, aunque el defensor sueco Granqvist despejó sobre la línea. Poco antes de la pausa, Marco Parolo tuvo su ocasión, pero tampoco pudo vencer al portero Robin Olsen.

En la segunda mitad, el asedio italiano fue aún mayor, pero las ideas nunca aparecieron. Los locales reclamaron un posible penal sobre Darmian, pero Lahoz tampoco pitó. Belotti y El Shaarawy, que ingresó en la segunda mitad, también tuvieron sus oportunidades, pero les faltó precisión.

Los últimos minutos fueron de pura tensión, con Italia desesperada y Suecia defendiendo con sus once hombres en el área. La imagen de Buffon yendo a buscar el último córner reflejó a la perfección lo que fue el ataque de los de Ventura. Finalmente, el último disparo de Florenzi se fue alto y con él murieron las últimas esperanzas de los italianos, que arrastraba varios meses de mal juego, con una contundente derrota 3-0 ante España, una victoria con lo justo ante la débil Israel y un pobre empate 1-1 ante Macedonia.

Buffon no podrá jugar su sexto Mundial superando a Carbajal y Matthaus. Deja la selección, como sus compañeros de la Juventus Chiellini y Barzagli y el propio seleccionador, Ventura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios