recreativo

Test ante su pasado

Comentarios 0

Ni pasado ni nostalgia, lo que de verdad convierte en especial el encuentro de mañana en el Nuevo Colombino es su trascendencia. El Recre se la vuelve a jugar ante el enemigo más íntimo de Víctor Muñoz. El Zaragoza lo significa todo para el preparador albiazul, que defendió la camiseta maña en dos etapas bien diferentes, se sentó en su banquillo y ocupó otros cargos en su organigrama. Esto dotará la cita de "emoción", si bien lo que realmente transforma el choque es "la necesidad imperiosa que tenemos de sumar los tres puntos. Hay que ganar como sea. Ellos también tienen sus dificultades porque fuera de su casa no están teniendo buenos resultados y en la clasificación no ocupan una posición cómoda. Va a ser emocionante por muchos factores". El Decano está obligado "a puntuar para salir de la zona delicada en la que estamos. Si ganamos seguro que salimos y nos separamos del grupo".

El duelo reúne muchos alicientes. Uno de ellos es la incertidumbre que existe alrededor de los técnicos. Ambos están cuestionados en sus entornos. El albiazul se cura en salud advirtiendo que "lo importante no son los entrenadores, sino los jugadores. Ellos son los que marcan los goles. Se habla mucho del futuro de uno y de otro, pero hay que centrarse en quien juegue y quien marque".

A pesar de la mala situación deportiva que vive el equipo, Víctor Muñoz es optimista. Sabe que el Decano debe "explotar", sobre todo en ataque donde "es necesario para poder ganar. Quiero el espíritu que tuvimos frente al Osasuna". Y a los delanteros les exige que "sean capaces ellos por sí solos de crear ocasiones. No hay que excusarse en nadie. Estamos todos ahí para buscar el mismo objetivo así que si se marca es porque todos atacan bien y si encajamos es porque todos defendemos mal".

En Barcelona se pudo ver a un conjunto albiazul diferente, con un dibujo novedoso. Víctor no descarta variantes en su esquema para "jugar con las pocas alternativas de espacios y dominio que nos ofrezcan para buscar la sorpresa. Podremos hacer alguna modificación para alterar al rival y desconcertarlo".

Consciente de las críticas que han recibido alguno de sus futbolistas por la supuesta falta de implicación, el preparador es contundente: "Si en algún momento lo viera se lo diría a la cara. La actitud de todos es buena. El hecho de no hacer goles o de que no lleguen los resultados es un defecto colectivo que tenemos que arreglar entre todos. Tampoco quiero son individualidades porque eso te lleva a hacer más de lo que debes hacer en muchas ocasiones. Hay que sumar entre todos porque todos lo necesitamos".

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios