El San Roque no obtiene renta de la crisis del Sanluqueño

  • Los gaditanos, sin cobrar, vapulean a los leperos y apuntan al ascenso

El San Roque no pudo obtener renta alguna de las crisis económica que azota al Sanluqueño. Una vez más, los gaditanos primero protestaron y luego golearon. Apabullaron al San Roque con un Carrasco en plan 'killer', autor de tres de los cuatro goles y que se destaca en la carrera por el 'pichichi' de la categoría. Con los tres de ayer alcanza ya 22 tantos. Y es que el equipo verdiblanco saltó al terreno de juego portando unas camisetas con el lema 'llevamos tres meses sin cobrar, solución ya'. La anterior sentada protagonizada por la plantilla antes del comienzo del encuentro contra el Arcos acabó con la salida del equipo de Juanma.

La goleada, no obstante, deja al San Roque en las tranquilas aguas de la mitad de la tabla. Y es que los leperos llegan a la recta final de la temporada sin nada en juego. El Sanluqueño, sin embargo, alcanza a la Balona, cuarto clasificado, que hoy se mide al Pozoblanco. Un empate sería lo mejor para los intereses verdiblancos, que, con 55 puntos, se quedarían a uno de linenses y cordobeses.

El San Roque no fue rival para los gaditanos. Fueron cuatro goles, pero pudieron ser muchos más, sobre todo, si Carrasco llega a estar más inspirado en la primera parte. Los verdiblancos se adelantaron rápido gracias a un rechace del portero que recogió Rubio para cruzar a la red.

Con el 1-0, el Sanluqueño gozó de varias ocasiones para sentenciar. Carrasco en el 22' y en el 24' tuvo el 2-0 en sus botas. Hasta el minuto 49 no disparó a puerta el San Roque: Un disparo de Melchor al lateral de la red. Sergio Beato estuvo a punto de hacer el segundo en un lanzamiento de falta que tocó la barrera y estuvo cerca de colarse en la meta onubense. El que no falló fue Carrasco en el 65', que remató a placer tras una 'cantada' de Nacho.

El partido parecía visto para sentencia pero Moi le quiso poner sal y pimienta cuando en un despeje introdujo el balón por la escuadra (2-1). No inquietó más el San Roque y Carrasco emergió para poner tierra de por medio. A diez minutos del final aprovechó un penalti sobre Silveira para llevar la tranquilidad a la grada y cinco minutos más tarde de nuevo remató a placer un servicio de Sergio Beato.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios