El San Juan controla y gana

  • José Carlos y Prudencio establecieron una ventaja insalvable para el Valverde

San Juan y Valverde se enfrentaron ayer en un partido en el que todo ocurrió en la primera mitad. Los primeros veinte minutos fueron de respeto mutuo entre ambos rivales. Los jugadores de uno y otro conjunto se limitaban a controlar al contrario para evitar sustos. Ninguno se lanzaba de manera decidida al ataque.

Pero la situación cambió en el minuto 25, cuando, con algo de fortuna, los pupilos de Juan Ángel, se adelantan en el marcador en una jugada de José Carlos, que centra, rebota el esférico en el defensa Iglesia y despista al portero para colarse en la red de la meta defendida por Juan.

Los locales, a raíz de la ventaja, se animaron más y buscaron con más ganas la puerta andevaleña. Y tardaron poco en volverla a encontrar. Prudencio, con un balón al segundo palo del portero, trasformaba el segundo gol del San Juan. Un 2-0 que parecía tranquilizador.

Pero nada más lejos de la realidad. Todo parecía que iba a ser coser y cantar para los locales, pero nada de eso. A los seis minutos, tras un rechace en el borde del área local a raíz de un córner Falcón hacía un golazo batiendo a cachete con una vaselina. No pudo hacer nada el guardameta sanjuanero. El Valverde se metía de nuevo en el partido. Poco más hubo hasta el descanso.

Tras la reanudación, los jugadores visitantes se volcaron sobre el área local para intentar transformar el gol de la igualada. Sin embargo, la bien colocada zaga del San Juan se lo impidió. Ni siquiera lograron los andevaleños poner en excesivos aprietos a Cachete.

Los locales, por su parte, jugaron a la contra, aunque tampoco gozaron de fortuna ante la portería de Juan. Uno de esos contragolpes lo culminó Ángel introduciendo el esférico en el fondo de las mayas, pero el trencilla lo invalidó por fuera de juego.

En resumen, una segunda mitad controlada por los locales que le sirve al equipo de Juan Ángel para sumar tres puntos más en la tabla de clasificación y continuar en los puestos nobles de la misma.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios