Ni Riotinto ni Pozo vieron puerta

  • Los locales no salen de la zona de peligro y los visitantes perdonaron demasiado

Nueva jornada sin sumar los tres puntos para el Riotinto, al que cada vez se le pone más cuesta arriba su situación en la tabla clasificatoria, actualmente angustiosa al estar en puestos de descenso. Y es que el conjunto de Nevado se muestra, al menos en casa, como un equipo sin pegada y sin un centro del campo capaz de hacerse con el control de la situación, y así es muy difícil ganar un partido. Y de ello se aprovechó un Pozo del Camino que también está en una situación poco cómoda, y al que la falta de mordiente le privó de un premio mayor.

A pesar de las carencias de uno y otro equipo, y así lo demuestra su posición en la tabla, no se vio un partido feo. A ambos equipos les faltó alguien que materializara las pocas ocasiones creadas.

En el caso de los visitantes, Javi Faneca tuvo en sus botas varias oportunidades claras de perforar el portal de Álvaro, pero en todas el meta minero se mostró inconmensurable en sus intervenciones, para abortar dichas ocasiones y mantener su portal imbatido.

Por parte de los mineros, en el minuto 36, se produjo una buena jugada de Muñiz y el remate final de Eugenio sale rozando el palo de la meta isleña; dos minutos después los mineros reclamarían un penalti claro sobre Emilio José que el colegiado no vio así, llegándose al descanso con el marcador inicial.

Tras la vuelta al campo, más de lo mismo; los mineros se iban desinflando en el centro del campo, perdiendo fuelle con el paso de los minutos, y eran incapaces de crear ocasiones para desequilibrar a su favor el encuentro. El Pozo del Camino, sobre todo por medio de Faneca, creaba ocasiones que harían del meta local Álvaro el mejor jugador de los mineros, pero tampoco tuvieron pólvora en los metros finales, acabando el choque con un 0-0 que castigó la falta de efectividad de ambos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios