El Recre gana crédito para soñar

  • Efectivo El Decano no desperdicia la ocasión ante un rival directo y deja al Levante a once puntos Goleador Los albiazules encontraron puerta con relativa facilidad con los tantos de Camuñas y Jesús Vázquez, que se estrenaron ayer

Comentarios 0

Victoria, tres puntos y sueño real. El Recreativo salió del Ciudad de Valencia de la mejor forma posible, dejando KO al Levante, casi desahuciado en lo más hondo, y tomando el crédito que se le negaba hace sólo un par de semanas.

El triunfo es significativo e importante, por lo de ser ante un rival directo y acabr con rachas negativas y comenzar las positivas. Y por la posibilidad de convertirlo en un soplo de autoconfianza, para el próximo partido con el Atlético y para la recta de final de año.

Pocos peros se le pueden poner al Recreativo en este partido, en el que fue muy superior a un Levante que pinta muy mal, que sólo contó con opciones reales durante la primera mitad, precisamente en los momentos de flaqueza recreativista.

La necesidad en ambos equipos era evidente desde el principio del partido. El Recreativo disimuló mejor los apuros en el primer tramo, en el que templó los nervios y salió centrado con un juego cuerdo, inteligente, que le debía llevar a la victoria.

Peor lo llevó el Levante, impreciso por la precipitación, cohibido por una grada ruidosa que la tomó contra el árbitro y que en cualquier momento podía volverse en su contra.

El control recreativista le llevó hasta el área granota por las bandas. Era la mejor vía de entrada y, justo, por donde pedía abrir el juego contínuamente Víctor Muñoz desde el banquillo.

Así Aitor, en un fallido remate a la media vuelta, fue el primero en probar al meta contrario en el minuto 5. Fue una de las llegadas varias que tuvo el Decano al área local, con lanzamientos de córner incluidos y jugadas ensayadas para probar fortuna.

Se veía a Carlos Martins con ganas, enchufado en el juego, y eso, ha quedado demostrado, es importante para este equipo, tan necesitado de alguien que conduzca el balón, controle el tempo y sepa canalizarlo hacia la vanguardia.

Pero la responsabilidad es mucha y también se nota a la fuerza. Ya sea en el Levante o en el propio Recre. A los albiazules le pesó hacia la mitad del primer periodo, cuando perdió presencia en el centro y, sobre todo, los granotas se asomaron por las bandas con unos entonados Savio y Juanma.

Ahí los albiazules se arrugaron, y, sin llegar a pasarlo mal, recibieron el mayor número de ataques a sus dominios. Un despiste en defensa habilitó a Savio, solo ante Sorrentino, que deshizo el entuerto (8'). También el italiano brilló en el remate cómodo de Riganó en un córner (13'), aunque donde se le apareció la Virgen fue en los disparos de Riga (25') y Savio (27'), que enviaron fuera el balón por muy poco.

El Decano despertó de su peligroso trance y se dio cuenta de que podía recuperar protagonismo en el juego. De nuevo llegaba a puerta, con Aitor muy activo y Camuñas con ganas. Aunque fue Carlos Martins el que se reivindicó en su condición de goleador recreativista con un sensacional trallazo que estrelló en el poste izquierdo de la portería levantina. Era el preludio a lo que vino tres minutos después.

En un nuevo córner para los albiazules (38'), un balón llega a Camuñas que resuelve en gol un uno contra uno ante Storari.

El partido se pudo de cara para un Recreativo -ahora parece que sí- reconciliado con el gol. Llegó en el momento justo, para recuperar la fe en su juego e irse al descanso con ventaja. Fundamental.

En la segunda vuelta se notó el ahogo en el Levante. Descentrado desde el principio, apremiado por la desventaja y la falta de tiempo, el Recreativo campó a sus anchas.

Quizá le faltó convencimiento en la superioridad. La que le entregaban los levantinos sin tapujos. Un centro de Sinama sin rematador trató de encontrar premio a ese regalo. Pero también actuó de anticipo. El del espléndido gol de Jesús Vázquez.

La puntilla llegó en fondo y forma, con un trallazo para enmudecer al rival y colocar el 0-2 nada más comenzar la segunda mitad (54'). Victoria casi asegurada.

Con el Levante roto, y menos incisivo por la marcha del ex recerativista Juanma, el Decano tuvo tiempo para gustarse y para practicar el juego de control y contención para salir indemne de Valencia. Lo consiguió.

Hubo fases de buen juego, con toque de balón, despliegue de bandas y desmarques ante la portería rival. Y sin perder la cabeza atrás, que para algo Barber volvió a su ciudad para jugar y tratar de guardar el balón, aunque sin sacrificio esta vez de Martins.

El paso de los minutos sólo hizo confirmar la victoria del Recreativo, superior al Levante, y llamado a pasar menos apuros de los que ha sufrido estos meses atrás.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios