Puntos de oro para un efectivo Cruceño

Comentarios 1

El Cruceño dio un paso importante en sus aspiraciones de lograr la permanencia al imponerse por 3-0 a un rival directo como el Barbate. El triunfo del conjunto onubense puede considerarse justo, aunque abultado por lo visto sobre el terreno de juego, ya que no hubo excesivas ocasiones de gol y sí demasiado viento.

El Cruceño hizo gala ayer de una efectividad que le había faltado en anteriores compromisos y el olfato goleador de Chico y Fali (2) acabó con el Barbate.

El partido empezó nivelado, con dos equipos respetándose en demasía, hata que en el minuto 9, falta sobre Dani al borde del área y Chico, magistralmente, inaugura el marcador. A partir de ahí el cuadro local se dedicó a mantener el resultado y poco más peligro generó.

El Barbate dispuso de algunas ocasiones para empatar, y en el 12 el meta Jacob detiene un disparo a bocajarro de Francis. La mejor ocasión visitante llegó en el 41, tras una buena jugada de equipo del Barbate, pero de nuevo Jacob intervino con acierto para abortar el peligro, permitiendo a su equipo retirarse con ventaja a vestuarios.

En la reanudación de nuevo el Cruceño golpeó pronto. En el 53 Dani bota un saque de esquina y Fali logra el tanto de la tranquilidad (2-0). Ese gol fue decisivo, puesto que asentó a los locales mientras que los visitantes acusaron el golpe y perdieron confianza en sus posibilidades.

El encuentro trascurría sin un juego vistoso, con demasiados balones imprecisos, en parte por el fuerte viento reinante, y las oportunidades de gol escaseaban. En el minuto 81 se produce una falta en la medular, se saca y el defensa visitante Mateo deja pasar el balón creyendo que su portero estaba bajo los palos, pero éste había salido y la falta de entendimiento le permitió a Fali marcar el 3-0 a puerta vacía.

Apenas hubo tiempo para más y el Cruceño, gracias a los puntos que está consiguiendo en casa, da un paso más hacia su objetivo de eludir el descenso, logrando además cuatro puntos de diferencia con su rival de ayer, un Barbate que confirmó su debilidad como visitante (sólo un triunfo) y al que su fragilidad defensiva (antes del partido era el segundo equipo más goleado, al encajar 51 goles) le condenó a la derrota.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios