Metamorfosis en el Cash Lepe

  • Pepe Carrión espera que Juan Ramírez y Riki Pérez recuperen su mejor nivel

El Cash Lepe atraviesa por un momento difícil que le ha llevado a la 9ª posición de la tabla con 9 victorias y 10 derrotas, dentro del grupo D de la Liga EBA. El conjunto lepero tuvo un inicio de temporada espectacular, y acabó el año 2007 en 3ª posición con 9 victorias y 3 derrotas (a dos del líder), pero ha acumulado una racha de 7 tropiezos consecutivos que le obligan a redoblar esfuerzos en busca de la permanencia.

Pepe Carrión, entrenador del cuadro lepero, tiene claros los motivos de ese bajón: "Independientemente de que los demás equipos se hayan reforzado, nosotros tenemos una plantilla corta, y si dos de nuestros referentes, el base Riki Pérez y el escolta Juan Ramírez, no están bien, el equipo lo nota mucho, sobre todo en ataque".

De estar hace dos meses en puestos de ascenso, el equipo ha pasado a luchar por no descender, y ahora tendrá que asimilar la nueva situación: "En ningún momento nos planteamos luchar por el ascenso, el que lo piense es un iluso. Todos sabíamos que la segunda vuelta no iba a tener nada que ver con la primera; además, el parón de Navidad nos afectó mucho, a partir de ahí empezó a bajar el rendimiento, y también hay que valorar que los equipos que están arriba se han reforzado".

Pepe Carrión prefiere no hacer cuentas sobre cuántas victorias necesita para salvarse: "Nunca las he hecho, porque si no te salen es malo y meter presión ahora al equipo no nos favorece en nada. En lo único que pienso es en el próximo partido. Aquí todos trabajamos para que el club se mantenga en la categoría que le corresponde".

Cuando se le pregunta si el mal momento le obligará a cambiar los roles en el equipo, Pepe Carrión contesta que "no es cuestión de dar más protagonismo a unos jugadores o a otros; hay que trabajar para que aquellos que están por debajo de su nivel lo recuperen en el menor tiempo posible. Tengo que ver si en la plantilla hay algún jugador preparado para asumir esa responsabilidad, porque Riki y Juan, por su calidad y veteranía, no se pueden sustituir, y su bajo momento de forma habrá que complementarlo con el trabajo de los demás compañeros para 'taparlo' lo más posible".

La única novedad en la plantilla del Cash Lepe ha sido la salida del pivot Emilio Morilla, sustituido por el brasileño Tiago Negrizoli. "No me arrepiento para nada de ese cambio; Emilio ha fichado por un equipo (Doncel) que lucha por ascender y está jugando tres minutos; con nosotros tenía que ser más importante, y nunca lo fue. El cambio ha sido por un chaval joven (Negrizoli), que no ha hecho pretemporada, que necesita tiempo para conocer los sistemas e integrarse, y que es más intenso; estoy seguro que va a ir a mejor".

Pepe Carrión se encuentra con ánimo para reflotar la nave en este delicado momento: "No estoy ni desilusionado ni desmotivado; todos los que estamos en el club vivimos un momento de preocupación por los malos resultados, pero a nadie se le ha pasado por la cabeza arrojar la toalla. Hay que reflexionar, volver a una dinámica positiva de juego y esperar que lleguen los resultados".

Por último, el técnico del Cash Lepe reconoce que en la plantilla "hay preocupación, y por momentos frustración. No creo que haya pesimismo, me preocuparía más que hubiera conformismo, y eso no lo vamos a permitir. Podemos dar más, sobre todo a nivel de juego, y estoy seguro que no nos vamos a hundir".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios