ciclismo

Mayo vuelve a dar positivo en un nuevo análisis

  • El abogado del ciclista insiste en la ilegalidad de esa segunda prueba de la muestra B al no figurar en la normativa

Comentarios 0

El dopaje con EPO del corredor español Ibán Mayo, durante el último Tour de Francia, ha sido confirmado por un segundo análisis de la muestra B en el laboratorio Châtenay-Malabry, según informó el diario deportivo francés L'Equipe.

Este nuevo control de EPO sobre la muestra B del corredor español, hecho a demanda de la Unión Ciclista Internacional (UCI), "dio positivo", precisa el rotativo, antes de recordar que su dopaje fue detectado el pasado 24 de julio, durante el Tour de Francia, en la segunda jornada de reposo.

El problema, añade, es que Iban Mayo, quien quedó en el puesto 16 del Tour y pidió el 30 de julio la contraprueba, al saber que había dado positivo en el primer control efectuado, no amdite la realización misma de este nuevo control.

Cuando Mayo lo solicitó fue imposible realizarlo, porque el Laboratorio Nacional de Detección del Dopaje (LNDD) de Châtenay-Malabry, que había analizado la muestra A, cierra por vacaciones en agosto, recuerda el diario, al detallar la compleja evolución del caso.

La muestra B en cuestión fue enviada, a petición de la Federación Española (RFEC), al laboratorio del Gante, en Bélgica, acreditado igualmente por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), donde, sin embargo, "al no trabajar con los mismos protocolos" que el laboratorio francés, resultó "ilegible", asegura el rotativo.

El abogado del corredor, José Rodríguez, insistió en la ilegalidad del contraanálisis del laboratorio de Chatenay-Malabry, pues "no está previsto en la normativa de la UCI, y, por lo tanto, no puede ser válido a la hora de sancionar a nadie", afirmó.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios