Maurice Greene anuncia su retirada

  • El ex plusmarquista mundial de los 100 metros se retira acosado por las lesiones

Maurice Greene abandona. Acosado por las lesiones y anímicamente vacío, el estadounidense ha puesto fin a su carrera en Pekín, ciudad que albergará los Juegos Olímpicos, donde soñaba con retirarse.

"Sencillamente ya no aguanto más la lucha mental que supone recuperarme una y otra vez tras las lesiones. Quería estar en los Juegos a toda costa, pero ya no doy más de mí", explicó el esprinter, que disputó su última carrera el 20 de mayo de 2007 en los campeonatos estadounidenses, en los que no consiguió la clasificación para los Mundiales de Osaka. Nueve meses después abandona tras quedarse sin más batería.

Greene humilló a la élite del sprint con su golpe en los 100 metros del Mundial de Atenas de 1997. A aquello siguieron palabras sustanciosas y hechos dorados: nadie pudo batirlo en ninguna carrera importante hasta 2002. En el Mundial de 1999 en Sevilla honró de nuevo su apodo de Cassius Greene ganando el oro en los 100, los 200 y los 4x100 metros, y en Sidney y Atenas también logró medallas olímpicas en los 100 metros (oro y bronce, respectivamente). Sólo tras su quinta medalla de oro mundialista en 2001 en Edmonton y tras la pérdida del récord mundial de 9.79 segundos en 2002 -Tim Montgomery corrió en una décima menos-, su largo reinado llegó a su fin.

Sin embargo, su marca de 52 carreras por debajo de los 10 segundos, pese a todo, sigue aún hoy intocable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios