Lorenzo vuelve a superar a Rossi

  • El balear marcó el mejor tiempo de unos primeros entrenamientos libres dominados por el piloto italiano

Jorge Lorenzo volvió a marcar la pauta sobre su nueva y flamante Yamaha y realizó el mejor tiempo de Moto GP en la primera jornada de entrenamientos, la misma en la que Nicolás Terol (Aprilia) y el finlandés Mika Kallio (KTM) lograron la pole position de sus respectivas cilindradas.

Fue una jornada de neto color español (como las carreras del pasado año en las que Pedrosa, Lorenzo, Faubel y Bautista subieron al podio) tan solo reducido por el dominio ejercido en el tramo final de sus entrenamientos por el finlandés Kallio, quien doblegó en las últimas vueltas a Álex Debón (Aprilia), que durante buena parte de los mismos había sido el más rápido en el cuarto de litro.

Junto a Kallio y Debón en la primera línea de salida se colocaron los otros dos pilotos de KTM, el español Julián Simón y el japonés Hiroshi Aoyama.

El primero de los españoles en asaltar la pole fue Terol en el octavo de litro y, en el caso del piloto alicantino de la localidad de Alcoy, lo hizo prácticamente desde la mañana, ya que fue el más rápido en los entrenamientos libres y también en los oficiales.

La nueva escudería en la que se encuentra Terol parece funcionar a las mil maravillas, pues tanto él como su compañero, el italiano Simone Corsi, coparon las dos primeras posiciones, quedando mucho más atrás, en el décimo puesto, tanto el vencedor de Qatar, Sergio Gadea (Aprilia), como su compañero de equipo y vigente campeón mundial, el húngaro Gabor Talmacsi que concluyó a continuación.

Mucho más espectacular resultó todavía el entrenamiento de MotoGP, en el que Jorge Lorenzo trabajó con calma pero constancia para situarse al frente de la tabla de tiempos en su vigésimo cuarto giro, cuando dominaba en la tabla el siete veces campeón mundial Valentino Rossi, que por segunda vez tuvo que sucumbir ante su joven compañero de equipo, debutante en la categoría.

Seguro que a Rossi no le debe estar gustando nada la presente situación, pues lejos de centrarse en el australiano Casey Stoner (Ducati ) como su único y gran rival en la lucha por el título, junto a Pedrosa, de continuar como hasta ahora las cosas también tendrá que mirar por el rabillo del ojo al taller que, al lado suyo, ocupa el mallorquín.

Stoner, actual campeón del mundo, y su Ducati volvieron a demostrar que el circuito jerezano no se le da nada bien y acabó sexto, justo por detrás de un Pedrosa poco afortunado en los primeros entrenamientos.

Ambos deberán esmerarse si quieren conseguir una buena posición en la formación de salida, importante para una carrera en la que seguro resultará bastante complicado adelantar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios