Ciclismo l Vuelta a España 2008

Llega la carrera del cambio

  • La ronda española se presentó ayer en Madrid con varias novedades, entre ellas la presencia del temido Angliru, el puerto asturiano con rampas 'imposibles'

Comentarios 0

La Vuelta Ciclista a España presentó ayer en Madrid el recorrido de la 63 edición de la carrera, dividido en tres actos, con el Angliru y la cronoescalada de Navacerrada como puntos álgidos, y que tiene como principal objetivo en enganchar al aficionado al ciclismo y en enviar un mensaje de "cambio" y de "nueva esperanza" para un deporte golpeado por los asuntos extradeportivos y la desunión existente.

Con esos términos calificó el diseño de la ronda española, Víctor Cordero, a la carrera, que ratificó con sus palabras el lema de la nueva edición: Tu vuelta. "La Vuelta de 2008 está centrada en los corredores y en la afición, a la que hemos reservado los platos fuertes para los sábados y domingos, porque la Vuelta forma parte del patrimonio cultural de los españoles", apuntó el dirigente.

Este dividió el recorrido en "tres actos" bien diferenciados y destacó que los puertos solicitados por el espectador y los que llenan las carreteras por donde pasa el pelotón son numerosos y bien repartidos. Además, Cordero resaltó el deseo de no tener "a más de 20 equipos" en la línea de salida y definió los criterios para realizar esta elección. "La primera prioridad será para los que den las garantías de compromiso con la ética, la segunda para los que apuesten por la calidad y la tercera para los que apoyen esta carrera con la alta motivación que se requiere en septiembre pese a que las instancias internacionales no nos lo ponen fácil", subrayó.

La Vuelta 2008 comenzará el 30 de agosto en Granada, que cumple bodas de plata como salida o llegada de la ronda, según recordó Sebastián Pérez, primer teniente de alcalde del Ayuntamiento nazarí, y terminará como es habitual en Madrid, el 21 de septiembre, con un recorrido total de 3.169 kilómetros y dos días de descanso, situados como dijo Víctor Cordero entre los tres actos en los que se divide la carrera.

El primer acto dará "jerarquía" a los contrarrelojistas, apuntó el director de la ronda española. La inicial crono por equipos de siete kilómetros y la contrarreloj de Ciudad Real de la quinta etapa, con 40 kilómetros de técnica y fuerza, darán algo de ventaja a los especialistas para tomar ventaja sobre los escaladores, que a partir de entonces tendrán su papel protagonista.

Así, tras la sexta etapa llegará el Pirineo aragonés con las llegadas a Naturlandia-La Rabassa, en la jornada más larga de la ronda (224 kms), y 24 horas después, a Pla de Beret, los dos puertos de categoría especial. En total serán tres etapas con "un puerto cada 48 kilómetros", recordó Cordero.

Tras el segundo día de descanso, llegará el 'plato fuerte' de la carrera con el regreso del esperado y temido Angliru, el alto asturiano que tiene rampas superiores al 20 por ciento de pendiente en algunos tramos y calificado como el Mortirolo español.

más noticias de DEPORTES Ir a la sección Deportes »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios