Julio Fernández acaba noveno en el Mundial

  • El corredor ayamontino consigue un meritorio puesto en Francia después de varios subcampeonatos de España

El corredor de Ayamonte Julio Fernández conseguía por fin participar en un campeonato del mundo, tras mas de 32 años dedicado al atletismo y después de haber conseguido subcampeonatos de España y, en varias ocasiones, ser campeón de Andalucía, viendo así cumplido su sueño de participar en una gran prueba de la elite internacional. La novena plaza refleja el gran corredor que lleva dentro, ya que después de que, en un principio, no tenía claro si correría o no, por algunos problemas de última hora, tomaría la determinación de asistir y participar, con más de 25 horas de autobús para poder llegar a la ciudad francesa de Clermont-Ferrarnd, en lo que sería otro contratiempo más para el gran corredor onubense. Pero la ilusión y la importancia de esta prueba, motivarían al entusiasta corredor.

El noveno puesto en la prueba de 3.000 metros lo alcanzó con un tiempo de 9:46:59, a 39 segundos del vencedor, el español César Pérez, con un tiempo de 9:07:46, medalla de oro. Segundo sería el francés, Dominique Chauvelier con 9:09:90, a 3 segundos del vencedor; y tercero y medalla de bronce, el Finlandés Jukka Kauppila, con un tiempo de 9:24:43).

El estadounidense Stuart Calderwood fue cuarto (9:36:38); el francés Claude Arcioni (9:39:40), quinto; José Manuel González (9:40:45), sexto; el noruego Oyvind Trnogmo (9:42:89), séptimo; y el francés Alein De Pessemier (9:45:95), octavo. Detrás del corredor de Ayamonte quedaba clasificado el sueco Olav Sween (9:59:04).

Tras la carrera, Julio Fernández declaró que "he cumplido el sueño de mi vida, poder realizar una prueba del Mundial. Los contratiempos que he tenido me han dado fuerzas y he luchado de principio a fin. Lo mejor de todo, sin lugar a dudas, cuando me puse la camiseta nacional. Son unas sensaciones difíciles de explicar". De igual modo, el deportista ayamontino dijo que "espero, a partir de ahora, dedicarme a este tipo de pruebas con más asiduidad, aunque, sinceramente, no puedo decir que no cuando me invitan a correr carreras populares en nuestra provincia, ya que me siento gratamente querido en todos los sitios a los que voy".

A pesar de sus 52 años, este atleta de la localidad fronteriza tiene fuelle para conseguir metas mucho más altas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios