Hamilton le toma la delantera a Contador

  • El inglés es elegido deportista revelación del año, recibiendo los tenistas Federer y Henin los galardones más preciados

El suizo Roger Federer cumplió en San Petersburgo una de sus tradiciones de febrero, recoger el premio Laureus al mejor deportista del año, una costumbre que le convierte en el gran símbolo de los Oscar del deporte, en la tarde en la que el español Alberto Contador se quedó a las puertas del premio a la revelación, en manos finalmente del inglés Lewis Hamilton.

En su primera visita a San Petersburgo, la Academia de los Laureus volvió a firmar una apuesta segura. La elegancia de Roger Federer y su indiscutible dominio del tenis mundial le convierten en el candidato ideal para el premio. Lo ganó por cuarta temporada consecutiva, una marca inédita, por delante del resto de aspirantes, cinco campeones mundiales: Tyson Gay, Kaká, Michael Phelps, Kimi Raikkonen y Tiger Woods. El tenista suizo recibió el premio al deportista del año por cuarta temporada consecutiva.

Alberto Contador no tuvo tanta suerte como Federer en el apartado de deportista revelación. Aterrizó en Rusia junto a su novia con la ilusión de recoger el premio Laureus pero la competencia por el premio era demasiado dura. Novak Djokovic, Tyson Gay, Lewis Hamilton, Oscar Pistorius y Casey Stoner, cinco aspirantes de jerarquía mundial. El jurado prefirió la fulgurante irrupción en la Fórmula 1 de Hamilton.

Entre las mujeres, el tenis volvió al primer plano. Es un deporte muy vinculado a los Laureus. Después de las estadounidenses Jennifer Capriati, Serena Williams y la francesa Amelie Mauresmo, premiadas en anteriores ediciones, le llegó el turno a la belga Justine Henin. La número uno mundial, ganadora en Nueva York y París además del Masters, superó en las votaciones a la rusa Yelena Isinbayeva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios