España iguala su peor resultado histórico

  • Los cuatro finalistas de Estambul igualan la marca de París 1997, y ya son tres los Mundiales sin medalla

La selección española, formada por 20 miembros (seis más que en Doha 2010), cerró los Mundiales con cuatro finalistas y ninguna medalla, igualando su peor resultado en la historia de los campeonatos de París 1997.

Jackson Quiñónez, el único español en competición individual en la jornada de clausura, se despidió desde el último puesto en la primera semifinal de 60 metros vallas con una de sus peores marcas del año (7,82), y el relevo 4x400 llegó quinto, aunque ya había hecho historia al meterse por vez primera en una final mundialista. En la última carrera eludió, incluso, el último lugar gracias a un error del equipo polaco.

Desde la edición de París 1997 España no había tenido una cosecha tan pobre en Mundiales indoor, y por tercera vez, como en aquella ocasión y en Budapest 2004 (siete finalistas), no apareció en el podio. El mejor resultado español en Estambul, pese a tener un regusto amargo para ella, fue para la más veterana de la expedición, la capitana Ruth Beitia, que en su último año en activo fue sexta, aunque muy cerca de la medalla de plata.

Dos años después de conseguir tres medallas, las tres de plata (Beitia en altura, Natalia Rodríguez en 1.500 y Sergio Sánchez en 3.000) el atletismo español continúa un lento declive que amenaza con agudizarse después de los Juegos de Londres, cita por la que muchos han ido a Estambul y reclamo que algunos veteranos han utilizado para prolongar sus carreras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios