fútbol tercera División

Duro revés para el Atlético Onubense

  • El filial albiazul cae ante el Ciudad de Lucena y se mete en los puestos de descenso a División de Honor

Jesús Vázquez sigue con serenidad un encuentro de la presente campaña. Jesús Vázquez sigue con serenidad un encuentro de la presente campaña.

Jesús Vázquez sigue con serenidad un encuentro de la presente campaña. / alberto domínguez

Derrota del Atlético Onubense que complica la posición de los de Jesús Vázquez. Mal comienzo de año para los albiazules, que suman tres derrotas en 2018 después de haber firmado un buen final de 2017. El Ciudad de Lucena fue el último en aprovecharse del mal momento de los recreativistas, que sumidos en diferentes problemas no terminan de despertar tras las vacaciones. Todo ello le ha llevado a dilapidar el colchón de puntos que tenía con la zona de descenso, donde se encuentra inmerso con 23 puntos.

El partido tuvo goles, intercambio de golpes y alternativas por los dos bandos, pero finalmente pagó su fragilidad el conjunto onubense en casa, donde encadena ya tres partidos sin ganar. No lo hace desde que se impuso al Espeleño el 3 de diciembre. Era una final ante un rival directo que llegó a la cita igualado con los albiazules y que se fue de Huelva con un preciado botín.

En un duelo de necesidades para dos equipos situados en la cola de la tabla la moneda salió cruz para los onubenses. Ganar significaba algo más que la victoria. Como consecuencia de las urgencias de los dos equipos el choque fue muy competido, con alternativas.

Golpeó primero el Atlético Onubense. Lo hizo desde el punto de penalti. A los 27 minutos de juego transformó Diego Cortés una pena máxima cometida por Erik. Trabajó mucho el Atlético Onubense para mantener la renta al descanso. Irse al vestuario por delante le habría dado vida para replantear un partido práctico en la segunda. Sin embargo, Juanse casi con el tiempo cumplido devolvía las tablas con un disparo cruzado desde la izquierda.

El autor del empate apareció poco después de la reanudación para colocar por delante a su equipo por primera vez. En el minuto 64 un buen golpeo de Juanse colocó el 1-2.

Ahí surgió la garra del filial recreativista. Después de verse por delante y sufrir la remontada de los cordobeses, los pupilos de Jesús Vázquez tuvieron redaños suficientes como para meterse de nuevo en el partido. A pesar de los problemas este equipo jamás se rinde. Así Nené rescató a su equipo en el 74. El empate a esas alturas no parecía mal resultado.

Sin embargo, la alegría duró muy poco. Es el sino de un equipo que lucha con todas sus fuerzas contra sus rivales y los elementos. El fútbol fue cruel con los de Jesús Vázquez. Después de remar para rescatar un punto a los dos minutos de igualar se vieron de nuevo por detrás en el marcador con el tanto de Juan Guerra.

El mazazo ya fue insuperable. Siguió luchando hasta el final sin ideas ni capacidad ya para asestar un nuevo golpe a su rival, que incluso en el tramo final lanzó un balón a la madera que habría aumentado la injusticia sobre el césped. El Atlético Onubense sabe que tendrá que sufrir mucho hasta el final, pelear y competir por salir de la zona baja para mantener la categoría. Es el objetivo que queda para los albiazules.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios