fútbol inglaterra

El City y la mancha de mora

  • Los de Guardiola pretenden alzar la Premier ante el United tras el revés en la Champions contra el Liverpool

Josep Guardiola, entrenador del City, en la banda de Anfield. Josep Guardiola, entrenador del City, en la banda de Anfield.

Josep Guardiola, entrenador del City, en la banda de Anfield. / PETER POWELL / efe

La celebración de un título, y además ante el máximo rival, puede ser una razón para que el Manchester City encuentre nuevas fuerzas después de ser vapuleado 3-0 por el Liverpool en la ida de los cuartos de la Liga de Campeones.

El líder de la Premier recibe al Manchester United sabiendo que una victoria le dará su tercera Premier League de las últimas siete, la primera desde la llegada de Josep Guardiola al conjunto celeste.

El derbi de Manchester llega tras la dura derrota del City en Anfield, que dejó a los de Guardiola en una situación muy complicada de cara a la vuelta de la eliminatoria, el martes en el Etihad Stadium.

Pero, con el derbi y el título en el horizonte, no hay tiempo para lamentos. "Es lo que hay. Tenemos que aceptarlo", señaló Guardiola después del revés sufrirlo ante el Liverpool. "Tenemos al United en casa y tres días después al Liverpool. Veremos qué pasa", dijo el español.

Y aunque la ventaja de 16 puntos sobre el United, segundo de la tabla, deja bastante margen al City, celebrar el título ante el máximo rival es una inyección de ánimo muy necesaria.

"Obviamente que si no lo logramos tendremos todavía muchas oportunidades más", dijo el De Bruyne. "Pero hacerlo contra el United sería especial, sería muy lindo salir y ganar", añadió.

El United, que tiene 68 puntos, batalla con el Liverpool (66) y el Tottenham (64) por el segundo lugar. Arruinar la fiesta del vecino es una razón especial para buscar el triunfo.

"Esta semana estaremos trabajando en un partido del que ya mucha gente está hablando", escribió hace unos días Juan Mata en su blog de la web del United. "Desde luego, me refiero al derbi ante el City".

"Este encuentro no llega en una situación ideal, porque hay una gran diferencia de puntos entre nosotros, pero todos sabemos que es un muy especial", agregó. "Queremos jugar contra ellos y rendir bien. Es lo que nuestros aficionados merecen".

El Liverpool, mientras, lucirá su victoria de la semana en el clásico de Merseyside ante el Everton. Tendrá que hacerlo, eso sí, sin Salah, que marcó un gol y asistió en otro ante el City antes de salir del campo en el segundo tiempo con molestias.

"Después del juego le pregunté y dijo: 'estaré bien'", contó el técnico del Liverpool, Jürgen Klopp. "Pero ahora tenemos que esperar por el diagnóstico real, no los autodiagnósticos de Mo", añadió el germano.

El Tottenham, cuarto en disputa, tiene un encuentro fácil, al menos en el papel, ante el Stoke City, que es penúltimo, mientras que el West Bromwich recibe al Swansea galés.

Esperando un tropiezo de Liverpool, United y Tottenham para poder aspirar a un puesto para la próxima Champions están Chelsea y Arsenal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios