Charla como terapia

  • Entrenador y jugadores del Recreativo hablaron durante casi una hora de lo ocurrido en Palma de Mallorca · Manolo Zambrano califica la conversación como "el mejor entrenamiento posible"

Comentarios 1

El Recre habló en el vestuario. Una hora -o casi- duró la charla que tuvieron los profesionales albiazules antes de volver a los entrenamientos por la mañana en la ciudad deportiva del Decano. Manolo Zambrano, entrenador del cuadro onubense, calificó ese encuentro como "el mejor entrenamiento posible".

El técnico albiazul, en su comparecencia ante los informadores, confirmó que hubo esa charla, en la que "se aclararon bastantes conceptos". "Han hablado los jugadores, que era lo importante, y tenemos claro que no podemos dar la imagen que dimos ante el Mallorca, hay que cambiar de cabo a rabo", significó Zambrano que lanzó un esperanzador mensaje: "Todos estamos ya implicados para el siguiente partido".

El responsable técnico del Recre cree que "no hay mal que por bien no venga", que de esta situación se pueden extraer cosas positivas: "Hay situaciones negativas de las que se puede sacar un provecho increíble, lo que nos ha pasado no deja de ser un lance del fútbol, que se produce pocas veces, pero que no es extraño, y que es mejor que haya pasado ahora que faltando cuatro o cinco jornadas", aseguró el técnico que reconoce que la plantilla "está dolida", aunque él espera que "el sábado esté rabiosa".

Zambrano habló de hacer propósito de enmienda: "Lo de Mallorca fue un cúmulo de cosas, se ha hablado de todo. La conclusión que sacamos es que así no se puede seguir y que mejor que pase ahora que no luego cuando la solución es más difícil. Hemos extraidos conclusiones positivas para tratar de hacer lo que debemos y no hacer lo que no debemos", indicó.

Después de haber digerido lo ocurrido en Son Moix, Manolo Zambrano tenía claro que "al campo hay que salir con la agresividad necesaria para ser superior al contrario. Por eso cuando salimos con cierta pasividad, o creyendo que somos superiores al contrario, nos confundimos y ocurre lo que pasó en Mallorca. Pero ya es martes y estamos metidos en el partido contra el Murcia, que es muy imporante para nosotros y al que debemos llegar con la máxima confianza posible".

Haciendo un análisis de lo sucedido, Zambrano tiene muy presente que la clave de todo fue "la pasividad". Y lo explicó: "Veniamos de una semana de mucha motivación, fue una semana atípica por todo. El partido con el Mallorca se quedó en un segundo plano y al final pasó factura. No es una buena señal, porque teniamos que haber pasado página a ese partido con el Madrid, pero se le dio muchas vueltas y al final lo pagamos. Pero de todo se aprende", apostilló.

Para el técnico, de todos modos, no es cuestión de hacer borrón y cuenta nueva: "Nadie borre, todo el mundo corrige. No hay que aplicar esa frase al pie de la letra. Hemos corregido muchas cosas, pero lo que ha pasado en Mallorca no se ha olvidado, sino se tiene en la cabeza para sacar conclusiones posuitivas; el borrón no se hace del todo", resaltó.

Quedan once partidos, pero la cuestión es saber si al Recre le queda margen de error. Zambrano reconoció que "cada vez hay menos", señalando que "el partido del sábado nos va a dictar si vamos a estar con el agua al cuello, o vamos a estar en la pelea. El partido ante el Murcia sí es muy importante para nosotros, y si lo ganamos, la cosa se puede aclarar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios