El Cartaya respira más tranquilo

  • Un tempranero gol de Yeyo (8') dio a la postre el triunfo a los costeros sobre un rival directo, que le permite salir de la zona de descenso y le da esperanzas para lograr su objetivo de la permanencia

Importante regalo navideño dio ayer el Cartaya a su parroquia con la victoria conseguida ayer ante un rival directo en su lucha por conseguir la permanencia. El partido tuvo en los locales los claros dominadores en la primera mitad y a los visitantes tras el descanso.

Las ocasiones de gol fueron contadísimas y solo el Cartaya fue capaz de marcar un tempranero gol, que a la postre le daría los tres puntos que le suponen abandonar la zona de descenso y poner más distancia de por medio con el Dos Hermanas sevillano.

Yeyo, aprovechando un despeje defensivo, tras remate de Díez, agarró un potente lanzamiento desde fuera del área que coló el balón, como una exhalación, en la portería defendida por Diego.

El 1-0 dio moral a los locales, que cinco minutos después estuvieron a punto de aumentar su ventaja en el marcador. Pero el remate del delantero Llaves, que ayer debutaba ante su nueva afición, mandó el balón al larguero.

Los visitantes apenas inquietaban el área local. Solo en el minuto 27 tuvo que intervenir el meta cartayero Roque, para rechazar el balón tras lanzamiento de Álvaro.

Los dos equipos ponían mucha intensidad sobre el bien cuidado césped del municipal de Cartaya, pero en escasas ocasiones el balón se jugaba con sentido. Ambos contendientes se preocupaban más de destruir las jugadas del rival, que de crear juego ofensivo. El patadón buscando alejar el esférico de las áreas predominaba, a la espera de aprovechar alguna aislada ocasión de gol, que solo podía llegar de un error defensivo.

Tras el descanso, el Dos Hermanas tomó la iniciativa, consciente de que de seguir con la misma tónica su derrota era inevitable. El Cartaya le esperaba replegado sobre su parcela buscando ligar algún contragolpe que sentenciara el resultado. Pero la falta de acierto en ataque de uno y otro equipo no hacía peligrar el 1-0.

Hasta el punto de que la mejor ocasión de gol de los locales partió de la cabeza de un jugador visitante, que en su intento de despejar el esférico, tras un lanzamiento de libre directo de Díez, casi marca en su propia portería. Pero los reflejos del meta Diego impidieron el 2-0, al despejar el balón por encima del larguero (54').

Mientras, los minutos transcurrían sin mayores apuros para la zaga local, en la que debutaba el último fichaje del Cartaya, Durán. El Dos Hermanas lo intentaba, pero con escaso bagaje ofensivo, demostrando el porqué es el equipo menos goleador del grupo.

El meta Roque solo tuvo que intervenir para atajar el balón en lanzamiento del capitán nazareno, Juan Carlos (62'). Ahí se acabaron las ocasiones de gol del encuentro.

El esférico era continuamente maltratado y estaba más tiempo en las alturas, que sobre el césped, sin que los contendientes apenas ligaran jugadas con sentido.

Pero como el resultado era muy corto, la emoción se mantenía por la incertidumbre del marcador. Solo eso mantenía a los sufridos espectadores en sus asientos.

Al final, el Cartaya conseguía una victoria que le va a permitir pasar las fiestas navideñas con menos inquietud y más esperanzas de conseguir su objetivo de mantener la categoría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios