Bekele logra el primer doblete de fondo en un Mundial

  • El etíope se impuso al defensor del título de 5.000, el estadounidense Bernard Lagat

El etíope Kenenisa Bekele, campeón olímpico de 5.000 y 10.000 metros, remató el primer doblete de fondo en unos Mundiales al ganar la final de los cinco kilómetros en un mano a mano con el defensor del título, el estadounidense Bernard Lagat, en una jornada amarga para la española Natalia Rodríguez, que quedó descalificada tras ganar la final de 1.500.

Tan sólo seis días después de haber obtenido su cuarto título en 10.000, Bekele venció con una marca de 13.17,09, por delante de Lagat (13.17,33) y del qatarí James Kwalia (13.17,78). Nadie, ni siquiera el etíope Haile Gebrselassie, había conseguido semejante doble triunfo en las doce ediciones que se llevan ya disputadas de los Mundiales.

La carrera llegó viva a la última recta. Lagat, un hombre de 1.500, se encontró en posición ideal cuando al desembocar en la recta estaba emparejado con Bekele, al fin y al cabo un fondista, pero no contaba con la pegada del etíope, que esta vez, a diferencia de lo que ocurrió en París 2003, no dejó escapar a su presa.

Por otro lado, en la final de 800, el sudafricano Mbulaeni Mulaudzi, subcampeón olímpico en 2004 y tercero en los Mundiales de 2003, consiguió con un registro de 1.45,29 su primera medalla de oro relegando al segundo puesto al defensor del título, el keniano Alfred Kirwa Yego.

Tras pasar los 400 en 53,44, Mulaudzi tomó la cabeza y no dejó que nadie le adelantara. Kirwa llegó a seis centésimas, y la medalla de bronce fue para el campeón de 1.500, el bahrainí Yusuf Saad Kamel, que pretendía igualar en una sola edición de los campeonatos los dos títulos que obtuvo su padre, el keniano Billy Konchellah, en 1987 y 1991.

En jabalina, después de quedarse nada más y nada menos que dos Mundiales a las puertas de la gloria, el noruego Andreas Thorkildsen se proclamó campeón mundial con un lanzamiento de 89,59, tres metros superior al que le dio la plata a Guillermo Martínez (86,41), primer atleta cubano que consigue una medalla en esta especialidad.

Japón tuvo representación en el podio gracias al tercer puesto de Yukifumi Murakami (82,97) mientras que el defensor del título, el finlandés Tero Pitkamaki, quedó relegado hasta la quinta posición con un lanzamiento de 81,90 metros.

En longitud, la estadounidense Britney Reese se coronó con un salto de 7,10 en la tercera ronda. Fue la única capaz de superar los siete metros. La rusa Tatyana Lebedeva cedió su título mundial pero se aferró al podio al ganar la medalla de plata con 6,97. El tercer puesto fue para la turca Karin Mey con un salto del 6,80 metros.

Los campeonatos del mundo de Berlín se cerraron con dos nuevas medallas de oro para Estados Unido, esta vez en el relevo largo: el femenino logró una marca de 3.17,83 y el masculino 2.57,86, en ambos casos consiguieron mejores marcas mundiales del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios