El Barcelona quiere salir aún más líder de Riazor

  • Los azulgrana confían en aumentar su ventaja sobre el Real Madrid superando esta noche a un Deportivo muy crecido

El Deportivo someterá a examen en el estadio de Riazor su gran momento de forma frente al Barcelona, líder de Primera, ante el que tendrá que contrarrestar las bajas que arrastra, en la línea de ataque, para seguir enganchado a los puestos de privilegio.

El encuentro con los catalanes será un test para el equipo coruñés, al que una victoria confirmaría como alternativa real en la lucha por unas posiciones en las que no esperaba estar cuando comenzó el campeonato de Liga.

Miguel Ángel Lotina tendrá que retocar la alineación obligado por las bajas que afectan a la delantera, línea en la que no ha podido contar con Riki, lesionado, y el franco-tunecino Lassad, que sufrió una microrrotura ante el Racing de Santander.

Una victoria para marcharse al Mundialito con ventaja sobre el Madrid es lo que buscará el Barça en Riazor, un campo poco propicio para sus intereses, especialmente en los últimos años. La racha del equipo campeón ante el Deportivo no le es nada favorable en las cuatro últimas temporadas.

El último triunfo de los blaugrana en Riazor data de la campaña 2004-2005, con Frank Rijkaard como técnico. Entonces el Barça venció con un tanto de Giuly. Desde entonces, tres empates y una derrota es la cosecha de los catalanes, una tónica general en los enfrentamientos entre ambos equipos en La Coruña, con 17 victorias del Deportivo, 12 del Barça y 10 empates.

El partido ante los gallegos podría plantearse como un ensayo general con vistas al trascendente partido que el Barça deberá afrontar el próximo miércoles en Kiev, donde se juega sus opciones de finalizar como primero de su grupo de la Champions.

Por eso, Guardiola podría apostar por su equipo de gala. Descartado Márquez, todo apunta a que la pareja de elegidos como centrales será la formada por Piqué y Puyol. Volverá Abidal al lateral izquierdo y se mantendrá Daniel Alves en la derecha. Busquets, una vez cumplida su sanción, tiene más opciones que Touré Yayá, que seguramente será reservado para Kiev, mientras que Xavi y Keita compondrán la media.

En ataque, Guardiola podría decantarse por sus tres jugadores más determinantes. Volverán Messi e Ibrahimovic, mientras que Iniesta desplazará a Henry, a pesar de que el francés fue el más destacado en la victoria del pasado miércoles ante el Xerez. Un nuevo triunfo consolidaría el liderato del Barça a la espera de conocer su futuro en la Liga de Campeones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios