El Barça se la jugará en casa ante el CSKA

  • La derrota cosechada en Roma ante el Lottomatica obliga a los azulgranas a imponerse a los rusos para pasar a cuartos

El Barcelona dejó escapar la victoria ante el Lottomatica de Roma por 68-63 en un partido que se decidió en los últimos instantes y con el que los culés se complican su futuro en la Euroliga, donde deberán vencer en la última jornada del Top 16, al CSKA de Moscú en el Palau, para sellar su pase a los cuartos de final.

El equipo español, que fue siempre a remolque, logró encarar el último cuarto con el marcador a favor gracias al despertar de Roger Grimau. El capitán culé fue el mejor del Barça, a pesar de haber arrastrado una serie de molestias en la espalda que pusieron en duda su concurso. El escolta catalán (21 puntos, 6 rebotes), provocó que los suyos sacaran a relucir la fe. Los blaugranas creyeron en la victoria y gracias a Grimau, que estuvo muy bien acompañado por Jordi Trias, dejaron el partido por decidir en el último asalto. El Barcelona achacó su esfuerzo en el tercer asalto y le costó entrar en el partido. La excesiva pasividad en el rebote defensivo condenó a los españoles y los dos últimos minutos dieron la posibilidad de victoria al base croata Ukic, un viejo conocido de lo culés. Ukic se encargó de establecer la igualada en plena sequía anotadora de los catalanes (61-61, min.38), y acto seguido asistió a Lorbek para que devolviera el dominio a su equipo (63-61). En la jugada posterior Ilyasova erró en el tiro y dejó escrita la historia para consuelo de Unicaja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios