Alonso, a mejorar en casa de Hamilton

  • El asturiano confía en la última evolución de su R28 para acercarse a los bólidos de McLaren, Ferrari y BMW

Fernando Alonso (Renault), doble campeón del mundo de Fórmula 1, confía que el R-28 presente una evolución que mejore definitivamente sus prestaciones en el Gran Premio de Gran Bretaña, feudo de Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes), quien aspira a poner fin en casa a su sequía de dos carreras sin puntuar y frenar a Ferrari.

Precisamente, la escudería italiana tratará de sumar en Silverstone un nuevo doblete tras el conseguido en la última cita del certamen, en el Gran Premio de Francia, donde el brasileño Felipe Massa se hizo con la primera plaza tras los problemas en el monoplaza de su compañero, el finlandés Kimi Raikkonen, que fue segundo.

Después de que en Magny Cours el piloto asturiano no pudiera ratificar en carrera las buenas sensaciones transmitidas en la sesión de clasificación del sábado, ahora Alonso espera que las mejoras que estrenarán en Silverstone, y que ya probaron la semana pasada en los entrenamientos en el circuito inglés, les acerquen a los mejores.

Sin embargo, pese a las declaraciones optimistas desde la escudería francesa sobre el rendimiento del coche en el asfalto del circuito británico, se debe ser cauto ante las reiteradas intentonas sin éxito de acortar distancias con Ferrari, McLaren Mercedes y BMW Sauber.

De hecho, a pesar de que en numerosas carreras se han anunciado mejoras en los monoplazas de Alonso y el brasileño Nelson Piquet, lo cierto es que a la hora de la verdad los Renault no han dado la talla y las decepciones han sido habituales, en mayor o menor medida, al final de las carreras.

A pesar de que las mejorías aplicadas en la carrera británica dieran resultados, es muy poco probable que Alonso pueda acercarse a los buenos resultados obtenidos en este escenario en los tres últimos años, con una victoria (en 2006 con Renault) y dos segundos puestos (en 2005 con Renault y 2007 con McLaren).

En la que será su segunda carrera ante su público en la Fórmula 1, Hamilton pretende dar una alegría a la afición británica con un triunfo, después de que el pasado año lograse subir a la tercera plaza del podio pese a salir desde la pole.

El objetivo de Hamilton es poner fin a ocho años de ausencia de un piloto británico en lo más alto del cajón, ya que desde que David Coulthard se impusiese en las carreras de 1999 y 2000, ningún piloto local ha logrado ganar en Silverstone.

Para alcanzar su meta, Hamilton deberá poner fin a su mala racha que le ha llevado a arruinar su carrera en Canadá con un inexplicable accidente con Raikkonen en la calle de boxes que también acarreó una penalización para la carrera de Francia, en la que sólo pudo ser décimo tras un nuevo castigo durante la prueba.

Los máximos candidatos a arruinar las intenciones del británico vuelven a ser los Ferrari, con el flamante nuevo líder del Mundial, Felipe Massa, y el vigente campeón Raikkonen, que tratarán de sumar para la 'Scuderia' un nuevo doblete a su palmarés.

También será el momento de comprobar si el inesperado bajón en el rendimiento experimentado en Francia por BMW Sauber es accidental o no, con una decepcionante actuación en un gran premio después de haber logrado el doblete en Canadá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios