Alonso: "Nos falta un mundo todavía"

  • El piloto asturiano cree que la escudería Renault debe mejorar mucho tras "una cuarta posición inesperada"

El piloto español Fernando Alonso (Renault) se mostró muy satisfecho tras su cuarta plaza en el Gran Premio de Australia, cita inaugural del Mundial de Fórmula 1, aunque no quiere ilusionarse porque considera que el R28 está aún muy lejos de los mejores. "La verdad es que este cuarto puesto es algo un poco inesperado. Salía undécimo y era una carrera difícil. No tenemos el nivel necesario para estar entre los cinco primeros. Ha sido una carrera rarísima y hemos sacado el máximo provecho de esta carrera loca", aseguró en declaraciones a El Larguero de la Cadena Ser.

El bicampeón del mundo hizo un breve repaso de la carrera en Albert Park y reconoció que hasta la mitad de la misma "no pintaba bien la cosa" porque no remontaba posiciones y sus estrategias se vieron perjudicadas por el coche de seguridad. "En las últimas diez vueltas conseguí subir posiciones", indicó.

De todos modos, el asturiano considera que la escudería francesa debe mejorar mucho. "Nos falta un mundo todavía. Hay que estar contentos con una cuarta posición inesperada, pero el nivel en la carrera quizás es un suspenso, no hemos dado todo para luchar", reconoció.

Alonso, sin embargo, es paciente con su equipo porque todos están trabajando "al 200 por cien". "Yo tengo mucha paciencia. El año pasado fue complicado para mí y en las últimas carreras estaba rodando cuarto. Este año en la primera carrera he hecho cuarto y estoy contento. El año es largo, ya lo sé, pero si llegan las mejoras la moral va subiendo. Si hay malas posiciones la paciencia se va, pero hay que trabajar", comentó. El ovetense considera que con la nueva reglamentación habrá carreras en las que la pericia será decisiva. "Si llueve en una de estas carreras, seguir en pista será complicado, habrá que utilizar la calma para seguir porque te asegura los puntos", apuntó.

Por otra parte, reconoció que había visto a su ex jefe, Ron Dennis, por las pantallas del circuito cuando adelantaba a Kovalainen. "Le vi, pero hubiera preferido ver el gesto de después", bromeó.

Además, se mostró sorprendido porque Kovalainen se hubiera frenado al tocar por error el limitador de velocidad y le permitiera pasarle. "Fue la gota que colmó el vaso de una carrera extrañísima", aseguró.

Por último, ya piensa en la cita del domingo en el trazado malayo de Sepang: "Voy con más confianza. Los 22 coches que hemos visto aquí serán los que salgan allí".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios