Crítica 'Hermanísimas'

'Saturday night party'

Comentarios 2

Hermanísimas. Comedia, EEUU, 2015, 120 min. Dirección: Jason Moore. Intérpretes: Tina Fey, Amy Poehler, John Leguizamo, James Brolin.

Dos de las cómicas más importantes de la televisión norteamericana de la última década se reúnen de nuevo (Chicas malas, Mamá de alquiler), ahora como hermanas más que probables, en esta comedia de desmadre que tiene algo del feminismo gamberro marca Apatow (La boda de mi mejor amiga, Trainwreck), otro poco de Adam McKay (pienso en la desopilante Hermanos por pelotas) antes de convertirse en un director respetable, y mucho de vehículo festivo para el lucimiento de la incuestionable química entre estas dos comediantes extraordinarias capaces de salvar la gala de premios más anodina.

Encorsetada en un esquema de nostalgia ochentera y último regreso a la casa familiar de la infancia, Hermanísimas despliega su argumento mínimo para articular los gags, chistes y réplicas de vértigo entre una Tina Fey y una Amy Poehler que se despachan aquí en perfecta coordinación y dejando siempre hueco a los secundarios (mención especial para Maya Rudolph) con un catálogo de situaciones en las que la escatología, el orgullo del women's wower de barrio y la ridiculización del hombre objeto (al que se prestan Barinholz, el forzudo Cera y el latino Legizamo) se convierten en los principales ingredientes para animar una fiesta de despedida generacional cuyo desenfreno lisérgico no tiene nada que envidiarle al de cintas recientes como Project X, incluido el hundimiento de una piscina al estilo Poltergeist.

Sobran, como de costumbre, todas esas moralejas de última hora sobre la responsabilidad, el emprendimiento o la armonía familiar como caminos de redención.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios