La banca solicita 1.190 millones de la línea de avales activada por la Junta

  • Aguayo sienta las bases del plan Andalucía Sostenible en el VII Acuerdo de Concertación

La operación financiera puesta en marcha hace seis meses por la Junta para restablecer el flujo del crédito para pymes y VPO, parece que empieza a surtir efecto. De los 1.500 millones que puso a disposición de la banca como línea de avales, a través de la titulización de activos financieros, 1.190 han sido ya solicitados por entidades financieras. Esto supondrá la salida de las arcas autonómicas de unos 851 millones; algo que no tardará en producirse, ya que en el próximo Consejo de Gobierno se dará luz verde a esos avales.

La titulización de activos financieros es un sistema de crédito indirecto por el que la banca cede sus derechos de crédito (hipotecas, préstamos o contratos de leasing, entre otros), en forma de fondos, a una sociedad gestora a cambio de liquidez. El hecho de que intervenga la Administración autonómica como avalista fuerza a que ese dinero que obtienen cajas y bancos tenga carácter finalista. En este caso, dos de los sectores que arrastran más demandas truncadas por las restricciones crediticias, encontrándose unos ante la amenaza del cierre del negocio, y otros ante la renuncia a una vivienda, bien a su adquisición o a su construcción.

Hasta ahora son cuatro los proyectos de titulización -tres para empresas y uno para VPO- para los que la Junta ya ha firmado los convenios con las entidades financieras y las sociedades gestoras para crear los fondos ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Según informó ayer en comisión parlamentaria la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, las sociedades gestoras concretarán sus operaciones en las próximas semanas, aunque una intentará sacar la primera titulización al mercado antes de fin de año.

El Gobierno andaluz, que tardó un año en activar esta medida anticrisis, parece estar satisfecho con el resultado, tanto como para darle continuidad en 2010, en esta ocasión, con una nueva línea de avales por 1.000 millones.

El aplauso que en un principio dio a esta medida el PP se tornó ayer en crítica, ya que el parlamentario Salvador Fuentes consideró que se ha quedado en una "foto". Mientras, la preocupación del portavoz económico de IU, Pedro Vaquero, fue el control sobre el dinero para que éste cumpla con el fin para el que se ha liberado.

Martínez Aguayo también compareció para exponer las líneas maestras del plan de Andalucía Sostenible, aunque no avanzó nada más allá de asentar sus bases en el VII Acuerdo Social que acaba de firmarse con patronal y sindicatos, así como en otras estrategias anteriores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios