El crimen de Marta

El fiscal introduce el encubrimiento por si no hay "pruebas suficientes" para asesinato y violación

  • La Fiscalía reprocha que los imputados dieron "versiones, datos y pistas inciertas" para evitar que se descubriera cómo murió Marta.

Comentarios 6

La Fiscalía de Sevilla ha introducido este martes, en su conclusiones definitivas, una calificación alternativa para el Cuco, en la que pide tres años de internamiento por un delito de encubrimiento, en el supuesto de que el juez de Menores "no considere que existan pruebas suficientes" de la directa participación del menor en los delitos de violación y asesinato de Marta del Castillo.

Según han explicado fuentes del Ministerio Público, esta calificación alternativa sólo se ha introducido "a efectos formales y para garantizar todas las posibilidades de condena", puesto que la Fiscalía entiende que hay "datos objetivos" para condenar al menor por todos los delitos que se le atribuyen. Así, la Fiscalía ha pedido comopena principalseis años de internamiento y otros tres de libertad vigilada por un delito de asesinato, dos de violación, y otro contra la integridad moral, por el "daño devastador, desmesurado e imposible de superar" que se ha ocasionado a la familia por no haber podido recuperar el cuerpo.

La Fiscalía considera "sumamente creíble y veraz" la declaración que el asesino confeso, Miguel Carcaño, realizó el 17 de marzo de 2009, cuando confesó que el menor asesinó a Marta después de que ambos la violaran. "Asumir la autoría de dichas acciones a pesar de suponer reconocer unos hechos de muchísima más gravedad de los que hasta ese momento se le imputaban no puede tener otra explicación que la de ser reflejo cierto de lo realmente sucedido esa noche", dijo en la Sala la fiscal de menores Angela Salazar.

Esa declaración, que Carcaño cambió "una vez advertido evidentemente por su representación legal de las graves consecuencias", viene corroborada según la Fiscalía por el testimonio de la psicóloga de la cárcel Sevilla-II, que señaló que su intento de suicidio posterior fue real.

La Fiscalía también destaca la "minuciosidad de los detalles" que Carcaño da sobre los hechos ocurridos la noche del 24 de enero de 2009 en el domicilio de León XIII, algo que "difícilmente puede entenderse si no es porque responden a la realidad de lo ocurrido".

Para la representante del Ministerio Público las pruebas objetivas van encajando como en un puzle en el relato efectuado por Miguel Carcaño en aquella declaración y precisa que la obtención de las pruebas resultó difícil "dada la minuciosa labor de limpieza y eliminación de restos que llevaron a cabo procediendo a la limpieza a fondo del domicilio".

En este contexto, la fiscal defiende que la mezcla de ADN del Cuco y de Marta hallada en el dormitorio también "coincide con el desarrollo narrado por el principal imputado".

La fiscal reprocha que ninguno de los imputados haya revelado el paradero del cuerpo. "En cuanto al lugar exacto dónde dejaron el cuerpo de la menor no ha podido ser determinado porque el mismo no ha sido revelado por ninguno de los imputados, que por el contrario se han preocupado de dar distintas versiones y dados y pistas inciertas para evitar que el cuerpo se encontrara y con ello excluir la posibilidad de que el análisis del mismo corroborara de manera indultada científicamente la forma en que murió la menor", aseveró la fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios