El constructor Ávila Rojas dice que pagó a Roca por negocios comunes

  • El fiscal anticorrupción declara como testigo en el proceso contra el juez Urquía

Comentarios 1

El empresario granadino José Ávila Rojas reconoció ayer durante su declaración indagatoria del caso Malaya -proceso que se viene desarrollando desde hace unas semanas en Marbella-, que realizó pagos al ex asesor de Urbanismo del Ayuntamiento marbellí, Juan Antonio Roca, porque tenían negocios en común, según indicaron fuentes judiciales. Ávila Rojas, procesado por los presuntos delitos de cohecho y blanqueo de capitales, aclaró que el dinero entregado al supuesto cerebro de la trama no se usó para sobornar a ex concejales.

Estas últimas afirmaciones del constructor, en libertad bajo fianza de 500.000 euros, se contradicen con las realizadas tras su detención. Entonces confesó que los convenios para construir en Marbella los había negociado con Roca. El empresario alegó que cuando compareció ante el juez Miguel Ángel Torres estaba "presionado".

También acudió a prestar declaración indagatoria el constructor cordobés Rafael Gómez, quien se ratificó en su declaración de 2006. Fuentes judiciales comentaron que volvió a negar rotundamente que Roca le hubiese pedido dinero "a cambio de favores urbanísticos" en Marbella.

El fiscal Anticorrupción de Málaga, Juan Carlos López Caballero, declaró ayer como testigo ante la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJA dentro del marco del proceso penal abierto contra el juez Francisco Javier de Urquía en relación a su actuación en el caso Hidalgo contra el blanqueo de capitales. López manifestó su deseo de colaboración con el Alto Tribunal andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios