Las altas temperaturas adelantan las alergias

  • Aumentan las consultas centros de salud y hospitales de pacientes con rinitis, conjuntivitis y asma

Las plantas no saben de calendarios y cuando vuelve el buen tiempo empiezan a florecer. Da igual que sea marzo, abril o mayo. Y con la floración empiezan los suplicios de los alérgicos. Médicos de centros de salud y hospitales coinciden en que el anticipo este año de las altas temperaturas ha provocado un adelanto de las alergias y del típico aluvión de pacientes a las consultas.

Cuadros de rinitis, conjuntivitis o asma que suelen aparecer entre abril y mayo, han empezado a presentarse ya a lo largo de marzo. "Como en las últimas semanas del invierno ha hecho más calor, llevamos un mes viendo a pacientes con estos síntomas", asegura una facultativa de un centro de salud de Málaga.

El pico de demanda es el de todos los años. Lo único que ha variado es que se ha adelantado la afluencia de enfermos a los centros sanitarios. "En estos días hay una sobrecarga de trabajo porque estos cuadros estacionales se suman a los casos de patologías que vemos durante todo el año", afirma un pediatra. Los síntomas son los mismos de siempre: picores en los ojos, estornudos, lagrimeo, tos y, en los pacientes más graves, problemas asmáticos. Estos últimos, incluso, han aumentado ya la afluencia a los hospitales dado que hay pacientes que presentan cuadros de asfixia y requieren una atención más especializada.

Los alergólogos apuntan, no obstante, que esta temporada no debe dar muchos problemas. El doctor Julio Delgado, especialista del área de Alergia del Servicio de Inmunología del Hospital Virgen Macarena, de Sevilla, explica que las lluvias otoñales y la insolación primaveral son dos de los factores que influyen en la intensidad de las polinizaciones y, consecuentemente, en su impacto en los alérgicos. Aunque matiza que las alergias varían sensiblemente según las zonas y los enfermos, su opinión es que las escasas lluvias del pasado otoño y las bajas temperaturas de las últimas semanas hacen prever una primavera "tranquila". Con todo, ha matizado que una conjunción de precipitaciones y altas temperaturas en las próximas semanas propiciarán una intensa polinización de la atmósfera.

Antonia, una paciente, lleva un mes fatal: "No paro de sonarme la nariz y de estornudar. Además me pican muchísimo los ojos". A pesar de ello aún no ha ido a su centro de salud.

Los facultativos coinciden en que cada vez hay más alérgicos, aunque aseguran que el descubrimiento de nuevos fármacos ha permitido en los últimos años que los síntomas sean más llevaderos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios