Una abuela pide ayuda ante los actos violentos de su nieto de 10 años

  • La Junta deriva el caso a los Servicios Sociales Comunitarios municipales

Comentarios 1

La imposibilidad de controlar a un niño de 10 años que agrede, roba, insulta y amenaza ha llevado a su abuela, Dolores Pérez, de 54 años y que reside en San Juan del Puerto (Huelva), a pedir ayuda a la Administración para conseguir corregir su comportamiento, ya que en su familia se confiesan incapaces de lograrlo. La Delegación provincial de la Consejería de Bienestar Social indicó ayer que el caso está en manos de los Servicios Sociales Comunitarios municipales y del Equipo de Tratamiento Familiar que opera en la zona y que "se ocupa de mediar y de prevenir posibles situaciones de riesgo en el entorno familiar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios