Trabajo inspecciona la clínica de Cádiz que penaliza llevar pantalones

  • Dos técnicos visitan las instalaciones para evaluar la denuncia del comité de empresa sobre el uniforme de las trabajadoras

Comentarios 4

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social realizó ayer una visita a la Clínica San Rafael a petición de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía. Dos inspectores estuvieron en el centro sanitario con objeto de evaluar si la denuncia efectuada por el comité de empresa por la obligación de las enfermeras y auxiliares de llevar falda en el uniforme, podría ser una infracción en el ámbito laboral. La Oficina del Portavoz del Gobierno andaluz señaló en un comunicado que "una vez que se tomen las conclusiones pertinentes, la Inspección elaborará un informe donde determinará si se ha actuado de forma ilegal, en cuyo caso se determinará la sanción correspondiente".

Los inspectores se reunieron con los directivos de la clínica así como con la presidenta del comité de empresa, Adela Sastre. La representante de los trabajadores apuntó ayer que los han emplazado a una nueva reunión fijada para la semana próxima con el fin de abordar el tema en profundidad.

La empresa aseguró ayer que la vestimenta que rige en sus centros hospitalarios se diseñó tras aprobar una norma interna que fue consultada con sus propios profesionales y que la elección del vestuario en cada una de las categorías profesionales que componen sus plantillas "obedece a un exclusivo criterio de imagen sanitaria y corporativa". Además, negó que obedezca "a ningún propósito discriminatorio" ni que afecte "a la dignidad de las trabajadoras de la empresa". En un comunicado recalca que las consideraciones sobre los uniformes "son exclusivamente de orden organizativo" y que, por tanto, son "ajenas a cualquier otro motivo que maliciosamente han instrumentalizado algunas personas con otros fines coyunturales".

La denuncia de las enfermeras de San Rafael fue apoyada ayer por la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro, quien aseguró que la merma de treinta euros en las nóminas por no usar falda "atenta contra la diginidad personal y profesional" de la mujer. El secretario General de CCOO de Andalucía, Francisco Carbonero, también lamentó la "situación humillante y discriminatoria que están sufriendo las trabajadoras de la Clínica San Rafael" y para el secretario general del PP andaluz, Antono Sanz, "es alucinante que este tipo de cosas pueden pasar todavía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios