La 'duquesa roja' y Salvochea, Hija Adoptiva y Diputado de Honor

  • El ministro Pérez Rubalcaba preside una ceremonia marcada por el Bicentenario como hito de futuro para la provincia · Tres consejeros cerraron la representación institucional de la Junta en el acto

Comentarios 30

El Salón Regio del Palacio Provincial lució ayer, si cabe, más rojo que nunca, durante la celebración de un Día de la Provincia marcado por la cercanía, a cuatro años vista, de los actos del Bicentenario de la Constitución de 1812, que pretende convertirse en un hito de futuro más que en una mera conmemoración nostálgica. Ayer, Día de La Pepa, dos gaditanos ilustres y de izquierdas, uno de ellos de nacimiento y la otra de adopción, recibían, a título póstumo, los máximos reconocimientos que otorga la Corporación Provincial a sus ciudadanos más destacados por su contribución al bienestar colectivo. Y recibieron esas distinciones por acuerdo unánime del Pleno de la institución.

Desde ayer, Fermín Salvochea, el alcalde de los pobres, el revolucionario de 1868, el anarquista y líder del cantonalismo gaditano es Diputado de Honor, a título póstumo, de la Corporación Provincial. Y Luisa Isabel Álvarez de Toledo y Maura, la duquesa de Medina Sidonia, celosa custodia de los archivos de los archivos de su casa ducal en territorio gaditano, pero también La duquesa roja, la represaliada luchadora antifranquista y abogada de causas sociales, es Hija Adoptiva, también a título póstumo, de Cádiz.

Las Placas de Oro otorgadas al sindicalista de Comisiones Obreras (CCOO) en Diputación José Antonio Galvín Agüera, de nuevo a título póstumo; al abogado laboralista Fernando Martín Mora, cofundador en la provincia del primer despacho en defensa de los derechos de los trabajadores, y a los colectivos de consumidores (Facua, UCE, y la Federación Gadir Al-Andalus), reforzaron el marcado componente social de los galardones de este año.

El mundo de la Cultura y la Ciencia estuvieron representados, además de por la figura de la duquesa de Medina Sidonia, por una institución embajadora de Cádiz y España en el mundo, como la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre; el Ateneo Literario Artístico de Cádiz, el más antiguo del país junto al de Madrid, y el Colegio de Farmacéuticos de Cádiz, como inequívoco contribuyente a la mejora de la calidad de vida de los gaditanos durante el último siglo y medio. Las tres fueron también merecedoras de Placas de Oro de la Provincia.

El acto tuvo como presidente de excepción al diputado socialista recién electo por Cádiz y ministro del Interior en funciones, Alfredo Pérez Rubalcaba. A su izquierda, el presidente de la Diputación Provincial, Francisco González cabaña. La representación institucional del Gobierno andaluz la cumplimentaron los consejeros de Obras Públicas y Transportes, Empleo y Turismo y Comercio; Antonio Fernández, Luis García Garrido y Sergio Moreno, respectivamente. Como no podía ser de otra manera, también acudieron diputados provinciales y alcaldes de todo signo político y representantes del mundo académico, social y empresarial gaditano.

González Cabaña recordó que tras las últimas elecciones "se abre un nuevo tiempo de convivencia, de sosiego, de compromiso social, de impulso e innovación", también en una provincia que, a tan solo cuatro años del Bicentenario de la Constitución de 1812, se va a convertir "en un claro referente nacional e internacional".

Pero el horizonte de 2012 -añadió el presidente- "no solo debe ser etapa de paso ni final, sino que debe servir para consolidar una provincia en sus posiciones estratégicas y conseguir, con el esfuerzo de todos, un territorio que sea ejemplar para el resto, como lo fue en aquel periodo brillante". Y citó algunos de los principales retos en la mejora de infraestructuras; en la apuesta por un economía emprendedora; en el diálogo, la concertación y el acuerdo entre administraciones y agentes sociales y en el incremento de las inversiones en industria, investigación, desarrollo e innovación. "Todo ello encaminado -concluyó- a conseguir una sociedad que abandone los lastres de tanto retraso y se incorpore con fuerza al tren del futuro, persiguiendo la creación de riqueza colectiva y de valores sociales (...) con el objetivo de construir una provincia sólida, saneada, avanzada, respetuosa con el medio ambiente, que se acerque al pleno empleo".

Para terminar, González Cabaña tuvo unas palabras que consiguieron emocionar a Liliane Dahlman, viuda de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, quien recogió el título de Hija Adoptiva de la Provincia, otorgado a su esposa, recientemente fallecida. "Con este reconocimiento, aunque póstumo, queremos hacer justicia a toda una vida dedicada a la defensa de la Cultura, la investigación y el patrimonio histórico, pero también a una gran valedora de la democracia y firme defensora de la verdad", dijo, antes de valorar la incorporación de la Diputación provincial a la Fundación Casa de Medina Sidonia y de recordar unos versos de Antonio Machado.

Por su parte, el ministro del Interior hizo hincapié en el compromiso del Gobierno de España en la celebración del CC Aniversario de la Carta Magna de 1812, en la que está implicado el Ejecutivo a través de la Comisión Nacional del Bicentenario. "Los actos de 2012 no deben ser sólo una coartada para una conmemoración nostálgica, arqueológica, sino que deben servir como catalizador de un nuevo tiempo que dé a la provincia "un impulso nuevo y definitivo".

Pérez Rubalcaba aseguró que "pocos aniversarios son tan merecedores de ser recordados como el Día de la Provincia de Cádiz, ya que conmemora la Constitución de 1812, con todos los valores que ello conlleva".

"Entre todos -dijo el ministro del Interior- me quedo con el que defiende el artículo Sexto, que además de hablar de la obligación de amar a la patria, que también la suscribo, alienta a los ciudadanos a que sean justos y benéficos, en una suerte de optimismo antropológico, que anima a vivir y trabajar por la sociedad, por el bien de la colectividad. Los gaditanos han demostrado, a lo largo de la Historia, que son justos y benéficos, y eso es lo que debe primar en el futuro de una provincia que no se acaba, sino que arranca, en 2012".

Pérez Rubalcaba insistió en que la celebración de 2012 debe abrir "un nuevo camino", que conlleve mejoras en infraestructuras, culturales y económicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios