Andalucía

El Parlamento no renovará el consejo de administración de Canal Sur esta legislatura

  • El acuerdo imprescindible entre PSOE y PP impide que la RTVA tenga presidente, un director general elegido y la renovación de sus vocales caducados desde 2014

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en una de las sesiones de la Cámara. El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en una de las sesiones de la Cámara.

El presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, en una de las sesiones de la Cámara. / raúl caro/efe

Comentarios 1

La actual legislatura del Parlamento andaluz finalizará en marzo próximo sin renovar al consejo de administración de la RTVA, la agencia de Canal Sur, a pesar de que sus vocales cumplieron su mandato en 2014. Llevan cuatro de más de prórroga en sus puestos. El PP y el PSOE se pusieron de acuerdo en 2008 para escoger a sus miembros, de modo que el consejo quedó repartido a propuesta de estos dos grandes partidos, más uno que corresponde a IU. El PP logró meter, entonces, a un segundo vicepresidente en el organigrama, más otro secretario, que es el abogado del partido en el caso de los ERE. Ciudadanos intentará forzar un cambio de la ley la próxima semana para desbloquear el colapso, pero sus dirigentes parecen poco esperanzados.

Para elegir los miembros del consejo de administración de la RTVA se necesita una mayoría cualificada en la Cámara, de tres quintas partes de los parlamentarios, lo que obliga de modo necesario a que el PSOE y el PP se pongan de acuerdo. No hay otras fórmulas posibles. Tal como ha criticado el líder de los naranjas, Juan Marín, "el actual consejo no representa a los andaluces, porque no hay vocales propuestos por Podemos ni por Ciudadanos", las dos fuerzas que entraron en el Parlamento en las elecciones de hace tres años.

Con el cambio, serían PP y PSOE los perjudicados, de tal modo que tampoco tienen prisa, a pesar de que la situación del consejo es de plena interinidad. Tanta que no hay un presidente. El granadino José Moratalla dimitió y no ha sido nombrado un sucesor y el director general hizo lo mismo, Pablo Carrasco se marchó a la actividad privada. Desde entonces, Joaquín Durán, subdirector y hombre de la casa ejerce de director, gracias a un acuerdo de los partidos. El PSOE, con mayoría absoluta ahora, sería el que más perdiese.

A pesar de que la renovación es un acuerdo de investidura, adquirido por el PSOE, éste se escuda en la actitud del PP, y los del PP, en el PSOE. Lo que ha hecho Ciudadanos es presentar una proposición de ley para que el consejo de administración pase de 15 a nueve miembros, se ahorren 700.000 euros y se elijan por mayoría absoluta. No obstante, no parece que la ley vaya a salir adelante. Y el problema es que lo mismo ocurre con los otros organismos de designación parlamentaria: el Consejo Audiovisual de Andalucía y las plazas vacantes en la Cámara de Cuentas, que en la actualidad son tres. El consejo de la RTVA costó en 2013 un total 1.639.320 euros, según una respuesta parlamentaria. En la página de transparencia de Canal Sur no se informa de los salarios de los miembros, sí de sus nombres y apellidos, quizás porque sean elegidos por el Parlamento, pero en la Cámara tampoco están a disposición del público. No es un secreto, se informa a la Cámara periódicamente, pero no es un detalle de la transparencia activa de la que el Parlamento alardea.

Por los datos de inicio de esta legislatura, facilitados por la propia casa de comunicación, el salario bruto anual es de 39.918 euros, a los que hay que sumar 10.000 euros de complemento para los dos vicepresidentes, uno elegido a propuesta de PSOE y otro de PP. Además, cobran 587 euros por asistencia a los consejos, con un máximo de 30 reuniones anuales. También ingresan por desplazamientos; si son fuera de Sevilla llega a ser de 296 euros.

Este salario permite que los miembros del consejo tengan unos límites de incompatibilidades muy altas, de tal modo que no pueden trabajar en el sector de la comunicación y deben comunicar a la RTVA cualquier actividad extraordinaria, aunque ésta no sea remunerada. Es el caso de algunos de sus miembros. Para ser miembros de esta institución, el Parlamento debe atestiguar que son personas de "reconocida cualificación y experiencia profesional". Ocurre en buena parte de ellos, pero en otras ocasiones el nombramiento ha obedecido al acuerdo entre PP y PSOE para colocar algún ex alcalde o ex diputado sin relación alguna con la comunicación ni con el mundo de la empresa. Jesús Mancha, histórico dirigente del PP andaluz, está en este consejo, así como Antonio Ruiz, ex alcalde socialista de Tarifa.

Los casos de los dos secretarios son distintos, ya que deben ser letrados y están vinculados por un contrato laboral, por lo que su dedicación es a tiempo completo y en exclusividad. Del consejo han salido recientemente, y no han sido sustituidos, José Enrique Moratalla, ex alcalde socialista de Granada; Macarena O'Neill, que se presentó a las elecciones autonómicas por el PP, y Jorge Moreno, hombre de confianza de Teófila Martínez en el Ayuntamiento de Cádiz. En octubre de 2015, Ciudadanos presentó una moción no de ley para instar a la renovación del consejo de administración, pero no tuvo éxito, a pesar de que fue apoyada por el PSOE, Podemos e IU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios