Juanma Moreno vende estabilidad

  • El presidente del PP andaluz niega que vaya a pedir elecciones si Díaz se marcha y se presta a negociar con los socialistas tras los próximos comicios

Juanma Moreno en el pasado congreso del PP andaluz. Juanma Moreno en el pasado congreso del PP andaluz.

Juanma Moreno en el pasado congreso del PP andaluz. / EFE

Comentarios 3

A presidenta de la Junta que huye, puente de plata. Eso debe pensar Juanma Moreno, que está dispuesto a aprovechar la carrera de Susana Díaz por el liderazgo del PSOE. Tras recibir el respaldo de su partido en el congreso regional, el presidente del PP andaluz tiene fijado el objetivo en San Telmo y ayer enarboló la bandera de la estabilidad para conseguirlo. No pedirá un adelanto electoral si finalmente Díaz cambia Sevilla por Madrid y, cuando los comicios se celebren, está dispuesto a "entenderse" con los socialistas para evitar un bloqueo institucional.

"La estabilidad en Andalucía es fundamental, no estamos para muchos movimientos", aseguró Moreno durante una entrevista donde se mostró a favor de agotar la legislatura. Después de varios años electoralmente intensos, el jefe de filas de los populares cree que los ciudadanos están "hartos y cansados" de votaciones. Por ese motivo, Moreno quiere que los comicios sean cuando toca, en 2019. Para entonces, en los carteles del PSOE podría no estar Susana Díaz, pero el líder del PP andaluz cree que la presidenta de la Junta "lleva bastante tiempo fuera desde el punto de vista mental".

Hasta cierto punto, Moreno ve lógico que Díaz quiera coger el tren a Madrid -"es una decisión libre y voluntaria"-; pero cree que el sillón de Ferraz y el de San Telmo no son compatibles. "Jamás un presidente autonómico ha sido el número uno de su partido a nivel nacional", recordó el presidente de los populares en la región; que reconoció que "coser" al PSOE requeriría enorme dedicación por parte de Díaz.

"Andalucía es una comunidad casi como Portugal y más grande que muchos países de la Unión Europea y necesita un presidente al cien por cien", apostilló Moreno.

Sin embargo, la estabilidad que el líder del PP quiere para la región depende también del resultado de esos comicios que quiere retrasar al máximo. Si, hipotéticamente, los socialistas perdiesen su hegemonía tras las próximas elecciones, Moreno estaría dispuesto a arrimar el hombro. "Pero tiene que haber movimiento por las dos partes", advirtió el líder popular, que dejó claro que "nunca" se ha cerrado a negociar con el PSOE y abogó por que los dos grandes partidos busquen el acuerdo en asuntos importantes para la región.

Para el líder popular hay un obstáculo entre PSOE y PP en Andalucía: el pacto de investidura con Ciudadanos. Moreno considera que si no hubiera fructificado el acuerdo de presupuestos para 2017, los socialistas se habrían acercado a su partido. Y aprovechó para criticar los "bandazos" de una formación "sin objetivos y sin recetas ideológicas claras".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios