La mujer de Jesulín y otros imputados en el caso Karlos recurren para no enfrentarse a un juzgado

  • La Audiencia de Cádiz responderá con una nueva resolución que podrá ser apelada ante el TSJA

Comentarios 2

Cinco abogados defensores, entre ellos el del inspector médico Francisco Casto Pérez Lara y el de María José Campanario, esposa del torero Jesulín de Ubrique, han presentado recursos contra la decisión de juzgar la Operación Karlos con jurado y no con un tribunal de magistrados como hasta ahora estaba previsto. La propia Audiencia Provincial de Cádiz, que ha desviado el caso hacia el tribunal del jurado, responderá a esos recursos y su resolución podrá ser apelada ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

La Operación Karlos entra así en un largo trámite que supondrá un considerable retraso en la celebración del juicio, previsto en principio para el primer trimestre de 2010. Esa previsión quedó definitivamente aparcada cuando el pasado octubre la Sección Tercera decidió consultar al fiscal, a las acusaciones particulares y a las defensas si consideraban oportuno devolver el caso al Juzgado de Instrucción para que fuese tramitado por la Ley del Tribunal del Jurado.

Tres defensas se apuntaron al jurado pero el fiscal y algunas otras defensas pidieron que el caso continuase como estaba. La Sección Tercera de la Audiencia se decantó por el jurado y la resolución ha deparado el inicio de un trámite que previsiblemente llevará el asunto hasta el TSJA y tal vez, después, ante el Tribunal Supremo. Todo ello indica que el juicio no se celebrará antes de un año, según una previsión optimista.

La Operación Karlos sentará en el banquillo a 30 acusados de participar de una u otra manera en la obtención fraudulenta de pensiones de incapacidad laboral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios