IU estudiará encierros por la deuda histórica

  • La coalición de izquierdas descarta una "causa común" con el PP, quien ve motivos para la dimisión de Griñán

El coordinador general de IU, Diego Valderas, anunció ayer que planteará a la formación la posibilidad de celebrar encierros en diversos territorios de la comunidad para protestar contra la liquidación de la deuda histórica en especie y no en efectivo. Valderas explicó que realizará esta propuesta en el marco de una reunión de cargos públicos que se celebrará a mediados del próximo mes de enero y se mostró convencido de que la formación realizará actos de protesta y movilizaciones en cada una de las provincias, incluso también en las comarcas.

Una de las movilizaciones previstas, según precisó el líder andaluz de la coalición de izquierdas, se celebrará en torno al 20 de marzo de 2010, fecha en la que culmina el plazo para liquidar la deuda histórica, según recoge el propio Estatuto de Autonomía.

Valderas consideró que el pago en solares ha sido fruto de una "obra de teatro pactada desde hace meses", entre el Gobierno de la Nación y la Junta de Andalucía. "En las últimas semanas estaban viendo como amoldar en la conciencia de los ciudadanos el hecho de que la deuda histórica iba a ser cobrada en solares", agregó.

Preguntado acerca de si aceptaría presentar junto con PP-A y PA una demanda conjunta por el incumplimiento del Estatuto, debido a que las tres formaciones han mostrado su disposición a acudir a los tribunales, el coordinador general de IU dijo que descarta "totalmente" esta cuestión y emprender una "causa común".

Para Valderas, el PP-A no tiene derecho ni legitimidad para reivindicar la deuda histórica, ya que, según recordó, en los ocho años en los que los populares gobernaron en España "no movieron ni un dedo para que se saldara". "Arenas ocupó un espacio a nivel nacional dentro de su partido y no hizo nada", sostuvo.

Precisamente, el presidente del PP andaluz, Javier Arenas, consideró que el jefe del Ejecutivo andaluz, José Antonio Griñán, tiene ya "muchísimos motivos para dimitir" y ha demostrado, con el asunto de la liquidación de la deuda histórica "que no pinta absolutamente nada", ya que hasta sus consejeros "lo rectifican" y ponen en evidencia "sus mentiras". Arenas se refirió al hecho de que el consejero de Vivienda, Juan Espadas, afirmase el viernes que la Junta solo tendrá en cuenta a efectos de compensación o pago de la deuda histórica la valoración de los terrenos que sean urbanizables o susceptibles de calificar como tales y que los terrenos con algún tipo de protección, como los de El Toyo II en Almería, son un "regalo". Todo es una "mezcla de mentiras, traición e ilegalidad", aseveró Arenas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios