La Guardia Civil detiene a 16 personas en Cádiz por falsear documentos de caza

  • Un psicólogo habría firmado test psicotécnicos por dinero · 15 arrestados son vecinos de Trebujena que lograron los certificados

La Guardia Civil de la Comandancia de Cádiz ha detenido a 16 personas acusadas de falsificar los certificados médicos necesarios para poder obtener o renovar la licencia de armas de caza en la localidad gaditana de Trebujena.

Fuentes del Instituto Armado sitúan entre los detenidos a un psicólogo de Jerez, E. R. C., que supuestamente sería el encargado de falsificar las pruebas psicotécnicas sin que los solicitantes las hubieran superado. Los otros quince arrestados son vecinos de Trebujena que habrían obtenido o renovado el permiso de esta manera ilegal. Todos están acusados de un delito de falsificación de documento público y han sido puestos en libertad con cargos a la espera de que el Juzgado número 3 de Sanlúcar de Barrameda, encargado del caso, continúe con la investigación y la instrucción del mismo.

De momento, la operación que lleva a cabo la Policía Judicial de la Guardia Civil de Cádiz continúa abierta, por lo que no han trascendido demasiados datos sobre la investigación. Fuentes del Instituto Armado confirmaron que no se descartaba que hubiera más detenciones en las próximas horas.

Según pudo conocer ayer este periódico, los solicitantes conseguían la licencia de armas de caza entregando únicamente una fotografía, sin presentarse siquiera en ningún centro autorizado para superar el test psicotécnico necesario para obtenerlo, y que se asimila al que hace falta para conseguir el carné de conducir.

El psicólogo implicado en el fraude habría rellenado y firmado el reconocimiento médico que en realidad no se había realizado, y por lo que conseguiría una cierta cantidad de dinero de los beneficiarios de las licencias.

El número total de certificados y el tiempo que se llevaba falsificando de esta manera los documentos públicos es lo que investigan ahora los agentes de la Benemérita de la Comandancia gaditana.

A la espera de conocer estos datos, los investigadores contemplan la posibilidad de que hubiera más implicados que hubieran obtenido la licencia de armas de forma ilícita. Al parecer, una autoescuela de la zona podría estar relacionada con las pesquisas que se llevan a cabo. Tampoco se descartaba que hubiera una o varias personas encargadas de poner en contacto a los solicitantes con el médico de Jerez y que hicieran el trabajo de intermediario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios