Fallece un sevillano de 24 años en las barbacoas del Carranza

  • La Policía Nacional investiga la muerte de M. C. M., residente en Los Pajaritos · El joven pudo morir tras haberse herido en repetidas ocasiones con un objeto punzante

Comentarios 22

Un sevillano de 24 años, M. C. M., murió ayer en el Paseo Marítimo de Cádiz durante la celebración de las tradicionales barbacoas, tras no poder recuperarse de las graves heridas que él mismo se produjo al agredirse con un objeto punzante. Agentes de la Policía Nacional investigan las causas del trágico suceso, del que se conocen muy pocos aspectos por el momento. Según fuentes del Ayuntamiento, el joven, natural de Sevilla y residente en el barrio de Los Pajaritos, se autolesionó de forma repetida cuando se encontraba en las inmediaciones del antiguo edificio de la Residencia de Tiempo Libre de Cádiz, muy cerca del conocido Hotel Playa de la Victoria.

El suceso acaeció sobre las tres de la madrugada, en plena celebración de las barbacoas que se organizan en la playa con motivo del Trofeo Carranza, en el que en esta edición ha participado el Sevilla F. C. Los servicios de emergencia que se encontraban apostados en las inmediaciones para atender las posibles emergencias que pudiesen producirse durante la celebración en la playa de la Victoria, atendieron en primera instancia al herido y decidieron su traslado al vecino hospital Puerta del Mar. A pesar de la rápida atención recibida, el joven falleció en la tarde de ayer.

El Ayuntamiento de Cádiz no pudo confirmar si el joven había acudido expresamente al festejo desde Sevilla ni si se encontraba solo o con un grupo de amigos o familiares.

A pesar de este trágico suceso, desde el Ayuntamiento se destacó la normalidad con la que se desarrolló la noche festiva incluso durante el desalojo de la playa para su limpieza, especialmente cuando en un espacio de apenas dos kilómetros de longitud se congregaron más de 70.000 personas, con un consumo muy elevado de bebidas alcohólicas. En los últimos años, cuando la presencia de público en las barbacoas ha sido aún más masiva, superando incluso las 100.000 personas, los sucesos se han limitado a reyertas entre pandillas y a robos de pequeña cuantía.

El fin de las barbacoas vino de la mano del servicio de limpieza, que a las seis de la mañana puso el punto final a la fiesta veraniega. El balance: 65 toneladas de basuras generada por aproximadamente unos 70.000 asistentes. Los servicios sanitarios atendieron a un total de 149 personas, de las cuales 13 fueron trasladado al hospital. La mayoría por intoxicaciones etílicas o cortes. El Ayuntamiento no destacó ningún incidente en el primer balance efectuado en la misma mañana de ayer, aunque por la tarde trascendió la muerte del joven sevillano.

Entre 70.000 y 75.000 asistentes estimó el Ayuntamiento de Cádiz que se dieron cita en la celebración de la barbacoas, superando, de este modo, el número de la última edición, la cual rondaba los 60.000 partícipes. Los distintos cuerpos policiales se dieron cita en la noche de las barbacoas: 15 guardias civiles, 30 policías nacionales y 75 locales se sumaron a los 36 miembros de la seguridad privada, que velaron por la tranquilidad de los asistentes a la celebración.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios