Enresa acaba una estructura de residuos de baja intensidad en El Cabril

  • Este vaso de almacenamiento tiene capacidad para 30.000 metros cúbicos de residuos

Comentarios 1

Los preceptivos trámites burocráticos son el único escollo que impiden, de momento, que el centro de almacenamiento de El Cabril comience el tratamiento de los residuos nucleares denominados como de muy baja intensidad. La Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), que gestiona el complejo de la Sierra de Albarrana, ha construido ya la primera estructura que albergará ese tipo de basura de muy baja intensidad.

Según fuentes de Enresa, la instalación complementaria comenzó a construirse en 2006 y ya dispone de los edificios auxiliar y tecnológico que darán apoyo a las nuevos procesos. Esta primera estructura de almacenamiento tiene una capacidad para albergar 30.000 metros cúbicos de residuos radiactivos de muy baja actividad. A este primer vaso se sumarán, paulatinamente, otros tres más, hasta tener capacidad para 130.000 metros cúbicos de restos radiactivos.

El inicio efectivo de las operaciones de almacenamiento de los residuos de muy baja actividad -ahora albergados en almacenes temporales en las instalaciones de El Cabril- está pendiente de "la apreciación favorable" que habrá de emitir al respecto el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Este informe es preceptivo para que el Ministerio de Industria conceda la oportuna autorización de explotación.

Para Enresa, los incidentes de Acerinox y de Siderúrgica Sevillana "pusieron de manifiesto la eventualidad de que se produzcan en España residuos radiactivos de muy baja actividad y de muy bajo riesgo, pero que no deben ser tratados como residuos convencionales". Por ello, se consideró preciso el diseño y ejecución de la instalación complementaria en El Cabril, que para Enresa supone "una adecuación tecnológica necesaria para poder atender una amplia diversidad de casuísticas que pudieran generar residuos de muy baja actividad".

Este tipo de restos son una parte de los residuos de media y baja actividad, cuya vida radiactiva es inferior a 60 años, es decir, muy inferior a los 300 años de límite establecidos para los de media y baja actividad en general.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios