La CEA pisa la sede del PSOE y defiende la concertación frente a la confrontación

  • Asiste junto a CCOO y UGT por vez primera a un órgano de dirección socialista para exponer los resultados del diálogo social · Quieren hacer lo mismo con la oposición, sobre todo el PP, y piden que "arrimen el hombro"

Comentarios 11

El presidente de los empresarios andaluces, Santiago Herrero, pisó ayer por vez primera la sede del PSOE. El gesto, muy significativo a tenor del bloqueo del diálogo social a nivel nacional, no fue en solitario. Lo hizo junto a los secretarios generales de CCOO y UGT, Francisco Carbonero y Manuel Pastrana, respectivamente, y de la mano del Gobierno andaluz. La sintonía que hace una semana habían rubricado sobre el papel que sostiene las 351 medidas y 19.000 millones del VII Acuerdo de Concertación, querían hacerla llegar a las direcciones socialistas regional y provinciales. Así, trasladaron las virtudes de un pacto del que, por otro lado, ninguno quiso dejar fuera a la oposición. Los tres llamaron a los partidos, pero sobre todo, al PP, para que dejen de ver de una vez "papel mojado" y "arrimen el hombro".

El mensaje no era nuevo. Tras la negociación, los sindicatos ya lo habían pedido, y Herrero, el mismo día que se firmaba el acuerdo, dio un toque de atención a los populares por sus constantes críticas -IU sí asistió al acto de la firma-. Sin mencionar sigla alguna, dijo entonces que los empresarios ni son un "brazo ejecutor" de quien gobierna ni un "brazo armado" de la oposición. Y ayer reincidió en la misma línea de desmarque, pero desde otra perspectiva: "es mejor un escenario de concertación que de confrontación". Término este último adaptado casi en exclusiva al juego estratégico del no que intercambian quien gobierna y quien está en la bancada de enfrente.

En esta voluntad de ayudar a que otros se sumen a este esfuerzo, Herrero, Pastrana y Carbonero se ofrecieron a ir a otras sedes para que lejos de devaluarse, se refuerce el diálogo social con enfoques políticos distintos, que no tienen por qué interferir con el ejercicio legítimo de la oposición. Esto no lo compartió el presidente andaluz, José Antonio Griñán, introductor de los tres agentes en esta importante reunión socialista que él lideró, ya que no estuvo su secretario general, Manuel Chaves. Al contrario que en otras ocasiones, en las que tendió la mano, se afanó por situar el contenido dentro del Estatuto, pero también de su programa electoral, y dejó el que otros arrimen o no el hombro en que "es cosa suya".

Y por ahí parecen ir los tiros. Porque mientras IU sí ha avalado el acuerdo, poniendo su atención en el cumplimiento, algo que vigilarán desde una comisión de estudio que quieren crear en el Parlamento -el PSOE parece que apoyará su propuesta-, el PP parece preferir quedarse solo. Su respuesta a la invitación de los agentes sociales y económicos vino a ser una recriminación por su confianza en un Gobierno andaluz que ha "incumplido" todos los acuerdos suscritos, y este último es una "fotocopia" del anterior.

La novedosa presencia de los líderes de la patronal y sindicales en el Consejo Territorial del PSOE -asisten los secretarios provinciales, presidentes de diputaciones, alcaldes de capitales y miembros del Gobierno andaluz y de la Ejecutiva Regional- tenía como finalidad abrir la concertación a otros niveles. Ante el proceso de descentralización que el Ejecutivo de Griñán quiere poner en marcha, carecería de sentido que la implicación se quedara sólo en el peldaño de la Administración autonómica y no bajara a las administraciones periféricas. De ahí, que todos los firmantes quisieran ayer que el "espíritu" de este acuerdo calase en las diputaciones y ayuntamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios